Aceptar a los demás

By Victor Chertkov | Conceptos

Rob Gonsalves en almayogavida.com

#Aceptar a los demás es todo un #reto

Click to Tweet

almayogavida.com te saluda, querido lector!

Aceptarnos a nosotros mismos y aceptar a los demás es una parte importante de la práctica del Yoga. La experiencia meditativa, en gran medida, esta basada en ésta aceptación obligatoria de la realidad que estamos viviendo en el momento de meditar.

Qué es aceptar

Aceptar no significa en ningún momento estar de acuerdo con aquello que aceptamos.

Muchas veces se confunden estos dos conceptos. Aceptar es reconocer que tal o cual cosa, fenómeno, circunstancia, persona, etc. existen. Para poder cambiar algo de verdad es necesario aceptarlo primero.

La no aceptación crea obstáculos añadidos, nos obliga a gastar demasiados esfuerzos para alcanzar nuestros fines.

Ahora hablaremos de la aceptación de los demás como parte del proceso global de aceptación.

Aceptar a los demás

Intentad aceptar a los demás tal como ellos son. Es algo que puede costar cierto trabajo y esfuerzo. Pero si lo hacemos, iremos simplificando mucho nuestra vida a la vez que crearemos unos horizontes mucho más amplios.

En la vida cotidiana, enfrascados en nuestra percepción limitada de la realidad, creamos unos horizontes muy estrechos. Incluso a veces llegamos a ver la vida a través de un cerrojo de la cerradura en lugar de abrir la puerta y salir al mundo amplio y ancho.

Tratad de ver a los demás no solamente como los medios para conseguir vuestros fines. Los demás para nosotros, evidentemente, cumplen ese papel de ser unos apoyos para que consigamos nuestros fines.

Pero al mismo tiempo, nosotros también les servimos de apoyos para que ellos consigan los suyos. Mi jefe se apoya en mi, yo me apoyo en él, mi mujer se apoya en mi, yo me apoyo en ella y así prácticamente con todas las personas con las que nos relacionamos.

Los demás también están condicionados

Tratad de ver que ellos, a su vez, actúan en función de su propio condicionamiento psicológico. Cada uno está condicionado de entrada por múltiples factores, internos y externos, y eso es lo que determina nuestro comportamiento.

Si lo tenemos en cuenta, veremos las cosas de otra manera, de una manera mucho más amplia. Incluso podremos divisar aquello que se oculta detrás de las evidencias.

En éste sentido los demás no se diferencian de nosotros pero su programa es un poco distinto. Puesto que todos estamos condicionados por algo, todos somos iguales en este sentido. Cada uno con su condicionamiento es más comprensible y más predecible.

Es decir, en lugar de crear unas expectativas basadas en nuestros deseos, podemos prever hasta cierto punto lo que otras personas van a hacer y así no nos veremos “sorprendidos”, estaremos más preparados para los cambios “repentinos”.

Darme cuenta no implica que los demás también lo hagan

Ahora podéis daros cuenta de vuestro condicionamiento psicológico y las personas de vuestro entorno, probablemente, no. Hemos de tener en cuenta ese factor importante.

Por el hecho de darnos cuenta de ciertas cosas no podemos esperar, y menos exigir, que los demás hagan lo mismo.

Podemos ver con cierta claridad nuestro condicionamiento y con un poco de práctica podemos ir descubriendo, en parte, el condicionamiento de los demás.

Si sois capaces de aceptar a los demás, ellos, a su vez, empezarán a aceptaros a vosotros. Es un proceso de doble vía. No necesariamente tiene que producirse en el 100% de los casos. Pero suele pasar. En cualquier caso es más fácil relacionarse con personas partiendo de la base de que las aceptamos.

Si lo hacemos, eliminamos gran parte de tensiones y conflictos.

Cómo aceptamos

A veces nos puede parecer que para aceptar es suficiente hacer una declaración interna, a nivel puramente intelectual afirmar: yo acepto…

Eso no funciona ni tiene nada que ver con la aceptación. Cuando aceptamos algo de verdad, lo sentimos a nivel del cuerpo. Es curioso, pero nuestro cuerpo corrobora con un sentir claro (en cada persona es distinto ese sentir) que nos indica que, efectivamente, acabamos de aceptar algo o alguien.

Aceptar a nivel del cuerpo es algo inconfundible y consistente, tiene consistencia, no tiene dobles fondos en los que ocultamos nuestra actitud verdadera de no aceptar a pesar de las declaraciones hechas.

Escuchad vuestro cuerpo y lo veréis/oiréis con claridad.

Aceptar es reírnos de nosotros mismos

Reíros de vuestras muecas, de vuestro comportamiento y de vosotros mismos. No tomarnos muy en serio permite aflojar tensiones internas, ser más flexibles y menos rígidos. Y eso nos ayuda a afrontar mejor y con mayor facilidad las dificultades de la vida.

Es algo muy sano reírse de uno mismo. El exceso de seriedad mata una de las características de la vida que es la alegría.

¿Puedes aceptar a los demás, querido lector?

Un poco de música y de canción sobre el tema.

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Ir a la página principal de almayogavida.com
Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(6) comments

[…] y de lo pretendes hacer – ¡acaba de empezar una vida nueva! Y también: acepta a ti mismo, a los demás, a la vida, afronta serenamente lo que te toca […]

Reply

[…] eso ayuda a aceptarnos y aceptar a los demás, soltar las tensiones y disfrutar de pequeños placeres, disfrutar de la vida, nada más y nada […]

Reply

[…] una actitud receptiva, aceptando a nosotros mismos y a los demás. Si pretendemos colocar ciertos objetos en determinado orden, hemos de procurar de no crear un […]

Reply

[…] El gesto de aceptar tus sentimientos te colocará en una posición poco usual: verás que ahora no eres como la mayoría de las personas que te rodean. No hay que caer en el error de pensar que ahora eres mejor que ellos. Ni mejor ni peor. Tampoco es la cuestión de convertirte en paladín de la “verdad” para ir convirtiendo a los “paganos” en tu nueva “fe”. Es importante aceptar a los demás tal como ellos son. Hablo de esto aquí. […]

Reply

[…] de la aceptación de nosotros mismos y de los demás aquí y aquí. Considero que la aceptación es un trabajo ineludible en el camino interior, es una condición […]

Reply

[…] con la aceptación de los demás como un avance lógico en este […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies