Warning: mysql_query() expects parameter 2 to be resource, object given in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php on line 27

Warning: mysql_num_rows() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php on line 27

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php:27) in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/simple-membership/classes/class.swpm-init-time-tasks.php on line 20

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php:27) in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/social-locker/bizpanda/includes/functions.php on line 628

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php:27) in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/social-locker/bizpanda/includes/functions.php on line 633
Aquí y ahora – el eterno presente - Clases particulares de yoga en Zaragoza

Aquí y ahora – el eterno presente

By Victor Chertkov | Yoga

Para vivir en el #aquíYahora instálate en tu cuerpo

Click to Tweet

Hola, querido lector, de almayogavida.com

Ya es un lugar común, el de estar aquí y ahora. Libros, conferencias, talleres, frases célebres que se propagan a través de las redes sociales, etc. Y sin embargo es un tema importante además de interesante.

¿Cómo podemos realizar ésta propuesta? ¿Cómo instalarnos en el aquí y ahora? Pero antes ¿cómo es que no estamos en el aquí y ahora? ¿Realmente eso es posible?

 ¿Vivimos en el presente?

Vamos por partes. Primero hay que decir que siempre nos encontramos en el aquí y ahora, no puede ser de otra manera. Lo que pasa es que intentamos, deseamos, queremos no estar aquí y ahora.

Es decir, en nuestros pensamientos intentamos «vivir» o bien en el pasado o bien en el futuro. Ambas cosas imposibles, claro. Eso en los pensamientos, pero el cuerpo permanece anclado sin remedio alguno en el eterno presente.

Esos intentos de no vivir en el presente están relacionados con nuestros deseos. Sobre ellos escribí en el post Detectando nuestros deseos.

El cuerpo vive en el presente instante tras instante y regularmente nos lo recuerda. No le hacemos mucho caso y, erre que erre, seguimos con los intentos de vivir en el pasado o en el futuro.

Entonces, visto esto, sólo nos encontramos en el aquí y ahora. Es una buena noticia. Es buena porque lo que tenemos que hacer en realidad es hacer consciente esa permanencia en el presente. Lo cual nos facilita mucho la tarea.

 Haciendo consciente nuestro presente

Ahora ¿cómo podemos realizar ésta propuesta? Cultivando la consciencia de encontrarnos en el presente. Para ello lo más fácil es observar aquello que siempre permanece en el presente: nuestro cuerpo físico.

El procedimiento es muy sencillo. Elijo cualquier sensación corporal y empiezo a observarla. Puede ser algo agradable o molesto, da igual.

Con tal de instalarnos conscientemente en el presente cualquier sensación corporal nos sirve.

Al ser consciente de ella, al hacerla consciente, me anclo en el aquí y ahora. El cuerpo no intenta vivir ni en el pasado ni en el futuro, sólo vive en el presente. Instante tras instante. En ese eterno presente.

 Obstáculos en el camino

¿Qué va a pasar? La costumbre de volar en las nubes nos sacará del presente muy pronto (tal vez solo unos instantes más tarde tras haberlo intentado) y una vez más nos instalaremos en esa fantasía intentando vivirla.

Habrá que volver a intentarlo. La práctica hace al maestro y una vez tras otra iremos intentando volver al presente apoyándonos en las sensaciones corporales.

Poco a poco iremos ganando en esa maestría y poco a poco nos irá gustando esa existencia consciente en el presente.

No hay que desesperarse por esos «fracasos», forman parte del camino y además son los que nos acercan a esa madurez sin la cual no es posible esa noble práctica.

 Una señal de la madurez interna

Hace falta decir que estar en el presente conscientemente es una muestra de madurez interior. Supone que en realidad hemos madurado emocional y mentalmente y ya no jugamos a ser niños teniendo cuerpos y obligaciones (y los derechos también) de adultos.

Además de eso es asumir la responsabilidad de nuestra vida. Soy responsable de lo que hago, de mis acciones y por ende de las consecuencias que crean éstas acciones.

El famoso karma. Lo generamos siempre por cierto: cualquier acción produce karma. Sobre esto habrá que escribir unos posts aparte.

Pero el tema de ser responsable de nuestras acciones y sus consecuencia nos conecta también con lo que los masíki llamaban ser el dueño de nuestra tierra, en otras palabras ser los dueños de nosotros mismos.

 Beneficios de la práctica

¿Qué conseguimos con esa práctica? ¿Para qué esforzarnos en estar en el aquí y ahora?

Primero, es el único lugar y momento en los que podemos realmente hacer algo.

Segundo, si nos instalamos en el aquí y ahora, conseguimos una sensación, una vivencia clara de plenitud. Es curioso pero se produce ese efecto. Lo que pasa es que hemos de ser sinceros en nuestro intento.

No es cuestión de hacer una noble declaración para luego seguir en el juego de siempre: estoy en cualquier lugar menos aquí y ahora. Intento estar, vamos.

Tercero, nos centramos. Si nos centramos, adquirimos, construimos una mayor estabilidad interna. Para ser más exactos conseguimos estabilidad sin más. Ésta no puede ser ni mayor ni menor: o existe o no existe. Como el embarazo, una mujer no puede estar un poco embarazada, o está embarazada o no lo está.

Entonces nos hacemos estables. Y si esto ocurre, las cosas empiezan a fluir, desaparece la necesidad, y por lo tanto una poderosa distracción, de mantener el equilibrio, la estabilidad.

Recordad la última vez que habéis estado felices por ejemplo. O, al menos, simplemente contentos. ¿Qué pasaba en realidad? Si hacemos un poco de memoria, veremos que nos encontrábamos estables, centrados, sin intentar vivir en el futuro inalcanzable ni en el pasado no recuperable. Esa es la cuestión.

Para poner en práctica ese arte, que es un arte, el de estar aquí y ahora, hemos de cultivar la consciencia de las sensaciones corporales.

 Cuándo y dónde hacerlo

En principio en cualquier lugar y en cualquier momento. Para empezar sería recomendable parar un poquito, siempre que sea posible.

Parando veremos mejor las sensaciones físicas. Parar unos pocos instantes, unos segundos, medio minuto a lo sumo. Sería suficiente para empezar.

Con la práctica iremos adquiriendo la habilidad de hacer esta observación en movimiento y en cualquier lugar o momento.

Existen técnicas como Kaya sthairyam y otras en el Yoga. Pero eso será el tema de un post aparte.

Meditar también es practicar esa consciencia del aquí y ahora. Podemos caminar conscientemente o respirar conscientemente, ambas prácticas nos ubican el aquí y ahora con total seguridad.

Te invito, querido lector, a cultivar ese noble arte que solo nos trae beneficios y mejora nuestra vida.

Si quieres practicar una técnica guiada la puedes descargar aquí y aquí puedes escuchar y descargar sobre qué es la meditación.

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Un poco de reflexiones de Eckhart Tolle sobre el aquí y ahora

There are some problems with the configuration of the opt-in shortcode

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(5) comments

[…] me mantengo en el aquí y ahora […]

Reply

[…] en el eterno presente es todo un arte. No hay nada más que el presente, por eso sólo podemos vivir en el aquí y ahora. […]

Reply

[…] en el momento presente. El tiempo parece que se detiene, uno está instalado con firmeza en el aquí y ahora. Todo esto que comenté sobre la personalidad compleja, sobre su capacidad de individuación e […]

Reply

[…] este post  y en este también hablé sobre estar en el aquí y ahora. Sobre la concentración escribí aquí y aquí. En […]

Reply

[…] trabajamos la presencia consciente en el aquí y ahora mediante el uso consciente de nuestra […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies