Cortar diálogo interno destructivo

By Victor Chertkov | Solo por hoy...

Cortar dialogo interno destructivo en almayogavida.com

Cómo cortar tu #diálogoInterno destructivo

Click to Tweet

SÓLO POR HOY vivirás conscientemente en el “aquí” y en el “ahora”. Permanece activo y habrás ganado batalla a la ansiedad. Hay ratos en los que no puedes concentrarte. Como que no escuchas, no captas, no asimilas. ¿Qué sucede? Pues sucede que tienes un diálogo interior continuo. ¿Con quién hablas en tu interior cuando escribes, o lees un periódico, o te bañas, o limpias el piso canturreando? Hablas con alguna persona en particular. Vas y vienes. Adoptas actitudes defensivas (miedo), u ofensivas (agresión).

Corta hoy mismo ese diálogo interior. Eso enferma y no deja crecer.

Félix-José Moratiel Villa

Te saludo, querido lector de almayogavida.com!

Hoy quiero comentar el tema del diálogo interno destructivo.

Cortar diálogo interno destructivo – qué y cómo es

En este post  y en este también hablé sobre estar en el aquí y ahora. Sobre la concentración escribí aquí y aquí. En este post comenté sobre cómo crear diálogo interno constructivo

En esta frase-invitación Félix-José Moratiel Villa, de una manera muy acertada, comentó aspectos importantes relacionados con el diálogo interno destructivo. Este tipo de diálogo es muy frecuente, muy extendido, arraigado. Parece ser que es el modus operandi de la inmensa mayoría de personas en Occidente.

Es cierto, cada vez que nos descentramos, no estamos con-centrados, no estamos en o con nuestro centro puede surgir este tipo de diálogo interno.

No siempre es así pero es muy frecuente. Es más fácil que caigamos en la negatividad, en actitudes destructivas que en lo contrario. No es algo inherente a la naturaleza humana pero sí es muy corriente en nuestra cultura.

Con esto nos puede surgir la pregunta ¿si el diálogo interno destructivo es malo, por qué lo creamos, para qué recurrimos a él? Como comenté en alguna ocasión, todo lo que tenemos dentro de nuestro ser (tanto a nivel físico como a nivel del alma, psíquico, como lo suelen llamar) es funcional. Cumple cierta función y por eso no sobra nada si bien podemos mejorar, optimizar este contenido, en la parte psíquica (del alma) únicamente, con algo más edificante y constructivo.

¿Qué función cumple algo tan poco deseable como el diálogo interno destructivo?

Es una manera desafortunada de resolver situaciones. Eso funciona y lo sabes muy bien. Precisamente porque funciona y tu crees que es algo “normal” aunque desagradable, lo mantienes.

Esa es la única razón de su existencia: te permite funcionar y resolver a trancas y barrancas, como sea, con mucha rudeza, esfuerzo innecesario y evitable las situaciones vitales.

¿Quién te lo enseñó? ¿Hiciste un curso de diálogo interno destructivo? No, no fuiste a ningún curso formal.

Pero sí, tu entorno te proporcionó múltiples ejemplos de esta manera de vivir y de solucionar las situaciones vitales. Tu lo copiaste sin más. Lo has importado en el espacio de tu consciencia, lo hiciste importante.

Ahora llegó el momento de cambiar las cosas a mejor. Todo depende de ti.

Cortar diálogo interno destructivo – con quién dialogas, amigo?

Félix-José hace una pregunta muy interesante:

¿Con quién hablas en tu interior cuando escribes, o lees un periódico, o te bañas, o limpias el piso canturreando?

Hablas con alguna persona en particular.

Vas y vienes.

Adoptas actitudes defensivas (miedo), u ofensivas (agresión).

Es importante darnos cuenta de que mantenemos este diálogo interno o bien con personas que conocemos o bien con nosotros mismos, con nuestras subpersonalidades. Con frecuencia más que un diálogo es un monólogo, un discurso que pronunciamos delante de cierto/s espectador/es.

A veces este diálogo nos parece algo banal, otras veces nos horrorizamos por el simple hecho de que estamos hablando con “alguien” o, peor aún, con nosotros mismos. Algunas personas creen que hablar consigo mismo es una señal de cierta locura, que ellos en realidad no están locos y no hacen estas cosas.

Todo el mundo, sin excepción alguna, mantiene un diálogo interno permanente. Es el precio que pagamos por vivir en la sociedad. No hay otra.

Por eso no es una idea muy buena intentar eliminar del todo el diálogo interno. Lo que sí se puede hacer es modificar el diálogo que mantenemos, pasar de un diálogo interno destructivo al constructivo.

Cortar diálogo interno destructivo – con qué se corta?

Pretendo ser coherente, por eso si hablo de cortar tengo que mencionar la herramienta de corte. ¿Con qué se corta este diálogo interno destructivo?

CON LA ESPADA DE NUESTRA ATENCIÓN

Sobre la atención escribí aquí y aquí.

En las artes marciales japonesas, concretamente en iaido (el arte de cortar con la espada), tienen un ejercicio que se llama tameshigiri lo cual significa literalmente prueba de corte en japonés.

Esta práctica es bastante vistosa y puede engañar al que la observa. Podemos pensar que es muy fácil, que la espada está muy afilada y que esto es coser y cantar. Primero observa este buen ejemplo de tameshigiri:

Como dije, la apariencia es muy engañosa. Esos cortes limpios son el resultado de un trabajo meticuloso y consciente. Lo mismo que hemos de hacer con la espada de nuestra atención a la hora de cortar el diálogo interno destructivo.

Para llegar a estos cortes tan limpios tendrás que pasar por esto:

Es absolutamente normal, forma parte del proceso y del camino. No te desanimes, ríete de ti mismo, hazlo con amor y tendrás el resultado deseado. No tengo ninguna duda de ello.

Cada fallo en el corte es una invitación a reflexionar, a mejorar conscientemente. Empezando a construir el diálogo interno constructivo… porque pueden coexistir durante cierto tiempo estos dos diálogos.

Con la práctica irás apoyándote más en lo constructivo, porque también funciona y además mucho mejor que la manera destructiva. Es evidente cuando lo comento. Pero no lo es a la hora de intentar pasar del uno al otro en el día a día. Ya lo verás tu mismo.

Los fallos en tus intentos son un terreno muy fértil. Permítete el lujo de equivocarte, saldrás ganando.

Cortar diálogo interno destructivo – qué hacer

Cortar con el diálogo interno destructivo requiere práctica y dedicación. Esto no se hace en un instante. Si llevas años manteniendo este diálogo es ingenuo pretender cortarlo de la noche a la mañana. Eso no funciona así.

Sin embargo merece la alegría invertir tu tiempo y atención en esta práctica.

Estos son los pasos que recomiendo a todo el mundo para cortar con tajos limpios el diálogo interno destructivo:

  1. Date cuenta de que mantienes este diálogo. Paso de suma importancia, paso que muchas veces es obviado y banalizado, que se da por sentado: “yo ya sé que me hablo…, está claro que lo hago…, no hay ningún misterio es esto…”, etc. etc. etc. No te apresures. Tómate tu tiempo. Estas mirando sin ver. EMPIEZA A VER lo que ocurre.
  2. Trata de descubrir con quién hablas: con algún conocido tuyo, con alguna de tus subpersonalidades… esto te ayudará a comprender un poco mejor qué es lo que está pasando. Este paso también requiere cierto tiempo. Merece la alegría dedicarle tu tiempo a esto. Se retornará con creces.
  3. Gradualmente empieza a introducir el diálogo interno constructivo, sustituyendo el diálogo interno destructivo. El segundo paso te ayudará a dar el tercero. Como dije arriba, durante cierto tiempo coexistirán los dos diálogos al mismo tiempo. El destructivo se activará de manera intermitente en más de una ocasión.
  4. Persiste en tus intentos de crear y apoyarse en el diálogo interno constructivo. No lo abandones. Perfecciona estos cortes con la espada de tu atención.
  5. Disfruta de la vida. Haz todo esto con amor. No trates de ser un mecánico que sustituye unas piezas por otras a cambio de un puñado de papeletas de colores (dinero) y que sueña con vivir otra vida, supuestamente mejor. Conviértete gradualmente en el dueño de tu vida. Vive tu vida ahora mismo. Hacer las cosas con amor te ayudará muchísimo en esta tarea.

Nada más, amigo. Que seas feliz y que vivas el amor! Hasta pronto!

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR