Karma Yoga y la Práctica Integral de Vida – introducción

By Victor Chertkov | Yoga

karma yoga en almayogavida.com

#KarmaYoga es pura #acción sin acción.. así es

Click to Tweet

Uno de los Yogas mayores es el Karma Yoga. En Occidente la imagen que se tiene del Yoga está bastante distorsionada. El Yoga no es exactamente las posturas (asanas), la respiración (pranayama) o la meditación sentada. Es decir, lo que se conoce con el nombre de Hatha Yoga o el Yoga físico.

Existen 4 vías del Yoga que se consideran importantes: Jñana, Bhakti, Karma y Raja Yoga. No todos los autores coinciden con esa clasificación. Pero podemos apoyarnos en ella para establecer un punto de partida.

El Hatha Yoga ni siquiera es nombrado entre esas 4 vías e, históricamente, aparece bastante más tarde. Por cierto la única postura que se usaba en la práctica del Yoga clásico de Patanjali era la postura sentada.

Mucha gente que se acerca a la práctica del Yoga ya tiene ese cliche de que el Yoga es algo corporal. En realidad no es más que una parte pequeña y, en mi opinión, menos importante de la práctica yóguica.

Karma Yoga ¿qué es?

Volviendo a las 4 vías principales del Yoga ¿qué es Karma Yoga?

No es fácil contestar a esa pregunta. Aunque muchas veces podemos encontrar las siguientes definiciones:

– Karma Yoga es básicamente una actitud ante la vida que se caracteriza por el espíritu de servicio, la entrega y el desapego (Swami Digambarananda Saraswati [Danilo Hernández]. Claves del Yoga, La liebre de Marzo, 2005, p. 23).

– Karma Yoga consiste esencialmente en aprender a actuar, a hacer las cosas, prescindiendo de los resultados, renunciando a los frutos de la acción, de modo que yo no quede cogido por el deseo de la posesión o del disfrute de los resultados de cada acción (Antonio Blay. Los Yogas. Ed. Indigo, 1997, p. 195)

– Karma Yoga es el Yoga de la acción. …la acción debe ser consciente, lúcida, meditativa, y quien la ejecuta no debe dejarse alienar por la acción ni perseguir sus resultados (Ramiro Calle. El Libro de los Yogas. Ed. Luz de Oriente, 1998, p.62-63)

Podemos seguir con las definiciones pero, por regla general, versan mas o menos sobre lo mismo.

Resumiendo y simplificando mucho, se trata de vivir la vida tal como se nos presenta. No se trata de hacer algo diferente o “especial”. Se trata de “practicar” nuestra vida: si uno trabaja – trabajar, si tiene familia – vivir en familia, es decir cualquier cosa que nos toque hacer en la vida – es el ámbito del Karma Yoga.

Karma Yoga: un fenómeno universal

Hemos visto que no solamente hay que hacer, sino hacer siendo conscientes. Y nada de posturas, respiración, meditaciones sentadas… Todo eso puede ayudar y, de hecho, ayuda pero no es imprescindible.

Parece ser que el karma Yoga fue descrito por primera vez en el texto épico hindú Bhagavad Gita. Más tarde maestros de Yoga hicieron unos comentarios sobre el tema ampliando los conceptos.

Pero, curiosamente, yo diría que el Karma Yoga (la idea, la esencia, la imagen), no es algo que nace en la península de Indostán sino es algo muy propio de la cultura humana.

Incluso hoy en día muchas propuestas de crecimiento interior nacidas en Occidente tienen los mismos rasgos y formas que la propuesta de Bhagavad Gita: desde el deporte pasando por lo cotidiano y hasta en los negocios.

Una de ellas es la Práctica Integral de Vida (o Integral Life Practice en inglés):

– La Práctica Integral de Vida es un sistema rápido y eficaz de “entrenamiento global” que alimenta el desarrollo humano y el despertar espiritual… (Ken Wilber, Terry Patten, Adan Leonard y Marco Morelli. La Práctica Integral de Vida, Ed. Kairós, 2010, p. 18)

A decir verdad, no es una propuesta únicamente occidental, más bien es una síntesis de múltiples tradiciones con la intención de abarcar la totalidad de la vida del ser humano. Lo mismo que nos propone el Karma Yoga.

Incluso me atrevería a decir que la Práctica Integral de Vida = Karma Yoga y viceversa.

El caso es que, y eso es algo que siempre me dejaba un poco extrañado, en Karma Yoga tal como nos lo presentan no existen prácticas formalizadas. Siempre es una transmisión de maestro a discípulo de ciertas ideas/normas pero sin nada formal, sólo cosas genéricas.

Y los que practican el Yoga en Occidente muchas veces se topan con ese vacío y esa generalidad: acción sin perseguir los resultados, consciente, atenta, etc. Como si con eso fuera suficiente.

Karma Yoga está infravalorada

Además de eso el Karma Yoga, vista a través del prisma del Hatha Yoga (el Yoga “físico”), parece poco yóguico. No tiene ese halo “místico”, circense, rebuscado, esa leyenda fantástica hindú. Y sí tiene esa pinta de algo aburrido, poco interesante, ese día a día mortecino del que uno quiere fugarse al cuento de hadas del Hatha Yoga con sus chakras, kundalini y otros atractivos irresistibles.

Pero no olvidemos que el Hatha Yoga es un yoga menor, menos importante y, curiosamente, menos conocido en la India.

Los beneficios de la práctica del Karma Yoga son innumerables y es una de las vías que más nos conviene para practicar en el Occidente.

Y sin duda alguna es el Yoga del alma por excelencia junto con el Bhakti Yoga.

En las entradas sucesivas iré ampliando este tema.

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

There are some problems with the configuration of the opt-in shortcode

Ir a la página principal de almayogavida.com
Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(5) comments

[…] un breve vídeo con una visión general de la Práctica Integral de Vida (PIV). Como lo dije en la entrada anterior, la PIV y el Karma Yoga tienen mucho en común. No tanto en los detalles como en el concepto global […]

Reply

[…] que resuena en dos vías del yoga mayor: karma y bhakti yoga. Yoga de la acción desinteresada y yoga de la devoción respectivamente. Parece ser […]

Reply
esther last year

Gracias Victor, muy interesante este material. Seguire entrando mas regularmente para leer todo este valioso material que has compartido y que ya me llega a mi correo. Siempre agradecida 🙂

Reply
    Victor Chertkov 11 months ago

    Gracias a ti Esther! Perdona por una respuesta tardía! Me alegro mucho de que te haya servido lo que publico en este blog. Si tienes alguna duda o te interesa algún tema concreto, no dudes en escribirme. Un gran abrazo!

    Reply

[…] Cuando descubrí los trabajos de Csikszentmihalyi (en 1998) me quedé muy sorprendido por la postura muy flexible que mantiene este psicólogo respecto a las tradiciones espirituales orientales (yoga, budismo, zen budismo) y, más tarde, por cómo el tema de motivación, en la interpretación del autor, se conecta con lo que propone el Karma Yoga. […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies