La vida es omnipresente

By Victor Chertkov | Vida

antoniooller la vida es omnipresente en almayogavida.com

La vida es omnipresente, está por todas partes.

Click to Tweet

Foto cortesía de Antonio Oller

La vida es omnipresente – esta por todas partes

Parece ser que es algo innegable aún así se nos pierde esta perspectiva y empezamos a decir que peligramos la vida en este planeta. No tengo pruebas, no puedo demostrarlo, es la sensación que tengo: la vida es indestructible. Por mucho daño que podamos hacerle (mejor no hacer) a la Naturaleza en nuestro planeta, la vida no se extinguirá. Creo que es así, como dije, tampoco puedo demostrarlo.

No quiero entrar en la discusión sobre los detalles de lo que puede o no puede pasar, trato de verlo a nivel global. La vida sigue su curso al margen de lo que estamos haciendo los seres humanos.

Es algo mucho más grande que cualquiera de sus manifestaciones concretas como animales, plantas, el ser humano, etc.

El visionario ruso Konstantín Tsiolkovski que a principios del siglo XX desarrollaba diseños de las naves y estaciones espaciales, en sus trabajos en más de una ocasión se refería al universo como a un ser vivo.

La vida seguirá su curso con o sin la humanidad. Tanto si logramos sobrevivir como si nos extinguimos esto no le afectará a la vida en absoluto.

Nuestra civilización es muy joven y como algunas otras que desaparecieron sin dejarnos ninguna pista clara sobre las causas de su desaparición también puede desaparecer un año de esos…

Sin dejar tan apenas un rastro: la vida se encargará de engullir y triturar las huellas de nuestra existencia. Estas huellas a pesar se su aspecto a veces catastrófico son muy débiles, fáciles de borrar en la escala geológica del tiempo.

Algunos cerebritos han calculado que una ciudad moderna abandonada no resistirá ni 100 años, quedará reducida a nada.

Ciudad de Pripiat:Chernobil en almayogavida.com

Una abedul que crece en la terraza del antiguo hotel Polissia en Pripyat (Chernobil).

Creo que la vida es omnipresente y lo vemos a nuestro alrededor: todo aquello que es abandonado por el ser humano acaba siendo colonizado por la vida.

La vida es omnipresente y no se interrumpe: cada muerte es el inicio de una nueva vida o la continuidad de la misma pero ya en otra forma.

Otros cerebritos calcularon que la biomasa de todos los seres vivos que habitan en el subsuelo es 4 (cuatro!!!) veces mayor que TODA la biomasa forestal del planeta, junto con la biomasa de TODOS los grandes mamíferos, incluidos los 7 mil millones de seres humanos.

Parece ser que por CADA ser humano del planeta hay 60 (sesenta!!) millones de hormigas… No sé hasta qué punto estas cifras son ciertas, no sé cómo se hicieron estos cálculos… no importa, lo que importa es que hay mucha mas vida de lo que nos puede parecer.

El ser humano es tan sólo un pequeño fragmento de la vida, pequeño y parece ser insignificante, no es ninguna cumbre de “evolución”, como nos cuentan, tan solo somos un minúsculo y por lo visto sustituible elemento de un puzzle gigantesco y majestuoso que es la vida.

La vida es omnipresente y a algunos les parecerá obvia esta circunstancia, hasta aburrida. Nos gustan cosas espectaculares, vistosas e impactantes. Estamos en búsqueda de nuevas sensaciones y vivencias, nos quedamos hipnotizados por organillos infantiles (cualquier juguete tecnológico moderno por muy espectacular que sea sigue siendo una creación muy limitada y muy pronto se queda obsoleto ante el empuje de “novedades”) y se nos pierden auténticas sinfonías que la vida interpreta a nuestro alrededor.

Hacemos unos esfuerzos titánicos para acercarnos aunque sea un poquito a las creaciones de la naturaleza. Logramos hacerlo a duras penas y a una escala risible.

Los diseños de la naturaleza siguen siendo inmejorables, impresionantes y fascinantes. Las soluciones que nos da la vida es pura ciencia ficción para nuestros conocimientos técnicos. Según las leyes de la física un abejorro no puede volar, y sin embargo el muy cabrón vuela y cómo vuela 🙂 .

Gastamos enormes cantidades de recursos y esfuerzos en separar las ciudades y poblados de la naturaleza: sólo permitimos que crezca aquello que nos interesa o nos agrada, todo lo demás se elimina.

Pero como no se puede poner puerta al campo, no se puede frenar la naturaleza, esta sale y sale de todos los poros, se mete, se introduce a todos los rincones, se esconde y espera su hora en lugares que parecen desprovistos de la vida.

La naturaleza es un todo: todos los seres vivos. Y cuando avanza, avanzan todos, a su debido tempo, pero todos: microorganismos, insectos, plantas, pájaros, animales… al final aparecen todos.

No comprendemos los principios de la vida. Los principios de la composición de sustancias en la naturaleza (aceites esenciales, por ejemplo) es una incógnita.

La vida es omnipresente y si no tenemos pereza de abrir bien abiertos los ojos lo veremos en seguida, la oiremos en seguida… Es una buena noticia.

Creo que la vida es amor, creo que no existe ninguna lucha en ella, no la encontré en mis observaciones de la naturaleza, no percibí ninguna lucha ni tampoco competencia. Son creaciones humanas, son creaciones de imaginaciones enfermizas que nos fueron impuestas y ahora se perciben como “normales” o “naturales”.

La vida es omnipresente y si lo vemos, sentimos y vivimos podemos alcanzar un estado de mayor serenidad y sosiego, tranquilidad y seguridad. Utiliza este recurso, está a tu alcance.

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR