Las mejores cosas que nos pueden pasar

By Victor Chertkov | Blab

Las mejores cosas que nos pueden pasar

Las mejores cosas que nos pueden pasar son aquellas que, según mi modesta opinión, nos llevan  a comprender y ver y, de esta manera, hacen posible que vivamos una vida mejor.

Las mejores cosas que nos pueden pasar

A veces creemos que lo mejor en esta vida es únicamente lo que nos trae vivencias placenteras y agradables. A veces, en efecto, es así. Sin embargo, algunos “cataclismos” a nivel personal que podamos vivir nos aportan precisamente esta visión, esta comprensión y por ende nos llevará a una vida diferente y, espero, mejor de la que estamos viviendo ahora mismo.

Por ejemplo, perder el trabajo y encontrarse “de repente” fuera del juego, con una incertidumbre creciente, con pensamientos negativos que se agolpan alrededor de un intento de resolver esta situación de una manera compulsiva puede resultar todo un regalo del destino porque podemos comprender algo muy importante: ¿qué quiero hacer? ¿hacia dónde quiero encaminar mis pasos? ¿para qué vivo? ¿quién soy? etc.

Las mejores cosas que nos pueden pasar si fluimos con la vida

Es evidente que no todo el mundo sale reforzado de las dificultades, renace de las cenizas como el ave Fénix. Pero todo el mundo puede hacerlo. También es verdad que este renacer ha de producirse en el momento oportuno. Tal vez hagan falta varios “cataclismos” de estos para poder alcanzar la línea divisoria entre lo de antes y lo de después y dar el paso para cruzarla.

Por eso es importante ampliar el sentido de la vida y trabajar los pensamientos negativos que albergamos referentes a los cambios “malos”. Todo cambio es bueno en potencia. El signo que le atribuimos a tal o cual cambio, “bueno” o “malo”, depende de nuestra cosmovisión principalmente. Depende de cómo vemos el mundo…

“Panta rei kai oudén ménei” (πάντα ρεῖ καὶ οὐδὲν μένει) – todo fluye, nada permanece [igual]…

Heráclito de Éfeso (el Oscuro)

Las mejores cosas que nos pueden pasar si descubrimos la fuerza

Todo fluye, no solamente cambia, sino que fluye… fluir es una cualidad de la fuerza, la fuerza fluye y por eso es importante conectar con la fluidez de los cambios. No es una rotura de algo rígido, como se rompe un palo de madera seca, es más bien un potente río que fluye sin parar.

Ese río que es muy sereno tranquilo en su fluir pero es devastador si algo se pone en su camino, lo arrolla, tritura… sin esfuerzo alguno, con la fuerza que está detrás del río que fluye, que sigue a la fuerza…

Por eso es importante contemplar las manifestaciones de la fuerza. Esta se manifiesta de múltiples maneras pero siempre detrás que aquello que se hace visible. No vemos la fuerza en directo como no vemos el viento, tan sólo vemos objetos que son movidos por el viento o sentimos el roce de aire en nuestra piel…

Contempla la fuerza, obsérvala, descubre cómo se manifiesta, no te quedes con las evidencias, sé dueño de tu vida. Nos vemos pronto! Namasté!

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR