Meditar sin parar

By Victor Chertkov | Yoga

Autor Centro Budista de Valencia en almayogavida.com

#Meditar no es hacer un #espectáculo estilizado a lo hindú.

Click to Tweet

Existen muchas técnicas de meditación. Todas ellas son buenas . Cada uno debería elegir una de ellas para trabajarla durante algún tiempo y así entrenarse en ella.

Sin embargo no sería una buena idea la de convertir la práctica de técnicas meditativas en una manera de escapar de la vida.

Sentarse en tranquilidad, cómodamente en tu casa o en una sala de Yoga o meditación sin duda aporta beneficios al practicante.

Y sin embargo nada mas cruzamos el umbral de la sala o de nuestra casa saliendo a la calle, nos metemos otra vez en la vorágine de la vida de siempre.

¿De qué nos ha servido meditar antes?

Es posible que al estar con nosotros mismos durante la práctica cambiemos de nuestro modus operandi. Muchas veces eso es lo que ocurre.

Durante nuestra sentada, literalmente, somos otra persona. Es decir, nos ponemos la máscara (persona en latín) de meditador y ¿qué pasa cuando acabamos nuestra sentada?

Nos ponemos otra máscara. Al contrario de lo que nos parece, la máscara de meditador no es ni mejor ni peor que cualquier otra máscara.

Cada una de ellas cumple su función. En otras palabras no es un decorado que nos ponemos por capricho. Cada máscara está hecha a medida de cada lugar o Mundo que habitamos. Solamente eso.

Por supuesto hemos de analizar, investigar si realmente cuando meditamos nos ponemos una máscara.

Haced una investigación por vuestra cuenta y si es posible enviadme vuestras opiniones y descubrimientos: los compartiré y así sabremos un poquito más sobre lo que ocurre durante la práctica.

Sin embargo, yo diría, que casi siempre se produce esto: nos ponemos la máscara de meditador y ¡a meditar!

Pero lo más interesante e importante sería llevar la meditación a la vida diaria.

La verdad es que no tiene ningún mérito sentarse a meditar en un entorno protegido, bonito, silencioso, con olor agradable al incienso.

Ahora bien, intentad meditar en un mercado. Colocaros al lado de un puesto de pescadería. No hace falta cerrar los ojos. Simplemente centraros en la respiración,  las sensaciones, pensamientos, sentimientos que aparecen.

¿Qué pasará? ¿Nos cabrearemos, nos irritará el olor? Nadie va a respetar nuestras aspiraciones a meditar, la gente nos empujará, hablará en voz alta y muy probablemente nos sentiremos ridículos.

Si podemos vivirlo siendo conscientes en todo momento de ello – eso es meditar de verdad. Si salimos corriendo y abandonamos nuestra práctica, no pasa nada. Pero veremos algo muy importante: nos veremos a nosotros mismos.

Hay un libro de Dokusho Villalba que se llama “Zen en la plaza del mercado”. No leí este libro, no se de qué va (solamente intuyo). Pero me gustó el título. ¿Por qué no meditar en el mismísimo centro del follón cotidiano?

Con diferencia es el mejor sitio. Probad y veréis cómo se hacen visibles por algún tiempo las máscaras que llevamos puestas.

Pero lo más importante es que tendremos la oportunidad de comprender que meditar no es hacer un espectáculo estilizado a lo hindú.

Meditar es vivir la vida siendo plenamente consciente de ella. No es una definición de la meditación. Es una descripción parcial del proceso que nos puede (solamente puede!) llevar al estado de meditación.

Y el estado de meditación no se practica. Los estados son impracticables. Suceden, surgen, y cuando suceden se viven sin más.

Por eso aquello que llamamos “meditación” podría llamarse “técnicas de desarrollo de atención”. Ese nombre no lo inventé yo. Lo oí en un seminario de Yoga y me gustó.

Ahora mismo no estoy muy seguro de si la atención puede desarrollarse o entrenarse. Antes no me fijaba en esto y creía que sí. Sin embargo podemos apoyarnos en esta definición, la podemos usar para continuar la investigación.

Meditad allí donde la vida os pone trabas y dificultades, donde las condiciones no ayudan y la gente no esta por la labor de colaborar con vuestra “maravillosa práctica” para crear algo de felicidad. Esa es la mejor técnica de meditación.

Si aprendemos a hacer esto, nos convertiremos en los dueños de nuestra vida.

Si quieres practicar una técnica guiada la puedes descargar aquí y allí mismo puedes escuchar y descargar sobre qué es la meditación.

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

There are some problems with the configuration of the opt-in shortcode

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(2) comments

[…] de meditación aquí, aquí y también aquí y […]

Reply

[…] Meditar también es practicar esa consciencia del aquí y ahora. Podemos caminar conscientemente o respirar conscientemente, ambas prácticas nos ubican el aquí y ahora con total seguridad. […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies