¿Para qué trabajar duro?

By Victor Chertkov | Trabajo

Es un mito muy extendido en nuestra sociedad. Una herencia de la época de la revolución industrial. Hoy en día ya no tiene sentido trabajar duro como no lo tenía nunca.

Nuestros ancestros no trabajaban duro

Creo que para responder a la pregunta de para qué trabajar duro es necesario remontarnos a la historia de la humanidad. Es curioso, pero los datos que nos aporta la antropología nos dicen que nuestros antepasados pasaban la mayor parte de su tiempo dedicados al ocio.

Es curioso, pero la palabra negocio, algo tan codiciado por mucha gente y realizado por una minoría (las razones de ello no importan en este post), es la negación del ocio: neg-ocio. Es muy frecuente oír de los que tienen el negocio que es necesario trabajar duro para tener éxito en los negocios.  También hay voces discordantes que dicen lo contrario, pero son la minoría.

Me quedé sorprendido al descubrir que el campesino francés de la Edad Media pasaba la mayor parte  de su tiempo libre en compañía de sus vecinos y familiares y la ocupación más preferida era la de despiojarse mutuamente.

A medida que la humanidad avanzaba en el tiempo, íbamos dedicando cada vez mayor tiempo al trabajo en detrimento del ocio.

Las exigencias “productivas” (en realidad no son productivas sino comerciales – se produce para vender más y más y no para producir) nos llevan a un alargamiento de las jornadas laborales y una consecuente lucha de los trabajadores por unas jornadas más humanas.

Pero ese “afán” de trabajar duro se mantiene  tanto en el trabajo, como en el ámbito de la superación personal y la enseñanza.

No hace mucho, en la escala del tiempo histórico, dimos este giro hacia trabajar duro y ahora estamos viviendo sus consecuencias. Nos dicen que el trabajo duro vence al talento y cosas por el estilo sin detenerse a reflexionar ni en la naturaleza de este trabajo “duro” ni en lo qué es el talento.

Si quieres conseguir algo que merezca la pena has de trabajar duro. Si quieres estudiar en la Universidad tienes que estudiar mucho (léase duro).

Trabajar duro no tiene sentido

Eso, lo de trabajar duro, no tiene ningún sentido. Ya entrados en la época de la modernidad “desarrollada”, a principios del siglo pasado, se hizo patente el hecho de que si el trabajo se organiza bien, si se respetan los ritmos fisiológicos del ser humano el rendimiento se dispara: se duplica y hasta se triplica dependiendo de la naturaleza de los trabajos.

Han pasado casi cien años desde aquellos hallazgos pero seguimos trabajando duro. Carl Gustav Yung en su momento dijo que “aquello que no se aprende por discernimiento, se aprende por sufrimiento”.

Lo de trabajar duro, creo, es una muestra de ello. Si no queremos discernir, con una dosis necesaria de sufrimiento llegaremos a la comprensión de que estamos buscando. Sin embargo si hablamos de los estereotipos culturales (y trabajar duro es uno de ellos), estos tienden a perpetuarse y se convierten con el tiempo en “verdades” inamovibles aceptadas por todo el mundo.

La solución para NO trabajar duro

  • Poco a poco ir aprendiendo a organizar mejor el trabajo
  • Aprovechar mejor los recursos disponibles – a menudo con poco se puede hacer mucho – hay que saber hacerlo y eso se aprende
  • Descubrir nuestros ciclos fisiológicos, respetar las necesidades del cuerpo – así es cuerpo rinde mucho más que de otra manera
  • Comprometernos con el descanso – eso de “descansaré en la tumba” es una solución poco inteligente – descanso adecuado y a tiempo hace milagros
  • No por crear mayor esfuerzo las cosas se harán mejor ni tampoco conseguiremos más
  • El esfuerzo es inevitable pero no debe confundirse con la fuerza que es otra cosa y no tiene demasiada relación con el primero
  • La fuerza se manifiesta sin esfuerzo
  • El esfuerzo ha de ser adecuado y, generalmente, es menor del que nos parece necesario
  • Emplear el sentido común a la hora de aplicar ciertas “tradiciones” culturales – no todo lo que nos llega de la cultura merece la pena mantener – a veces algo muy reciente nos parece poco menos que de los tiempos prehistóricos y algo realmente valioso – una superstición
  • Cualquier trabajo ha de desarrollarse fácilmente, dar valor al trabajo duro es faltar al sentido común sin comprender el por qué ni para qué
  • No olvidar que venimos a ese mundo para aprender ciertas lecciones y no para trabajar o dejar de hacerlo; el trabajo tan solo es un medio pero no la finalidad.

Un pequeño ejemplo de cómo se puede organizar mejor los trabajos tradicionalmente considerados como “duros”:

 

Disfrutad de la vida.

Puedes ver el mismo video en mi canal de YouTube: ¿Para qué trabajar duro?

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Ir a la página principal de almayogavida.com
Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(7) comments

[…] te aportarán solo beneficios y nada de pérdidas. Eliminando sobre la marcha la famosa idea de trabajar duro para conseguir […]

Reply

[…] se trata de hacer las cosas como sea ni a cualquier precio, ni tampoco se trata de trabajar duro o no (es un argumento que se esgrime constantemente), se trata de hacer algo cuerdo, siendo […]

Reply
Ser amable consigo mismo a couple of years ago

[…] y hablando de instrumentos musicales, trabajar duro, maltratando el cuerpo con horas de práctica sigue siendo, desde mi punto de vista, una […]

Reply

[…] un post anterior, hace tiempo, hablé sobre el trabajo duro argumentando que trabajar duro no es la opción más […]

Reply
La serenidad - Alma Yoga Vida a couple of years ago

[…] sostenido o cíclico: mantener una postura de hatha yoga durante cierto tiempo (prudencial, sin ser brutos ), correr durante unos 20 o 30 minutos, hacer ejercicios respiratorios (con prudencia, […]

Reply

[…] quiere decir que no es posible hacerlo. Perfectamente posible. Pero es una estupidez. Hablo de esto aquí y […]

Reply

[…] de pensamientos negativos, atrapados por los deseos de conseguir ciertas metas, decidiendo sufrir (trabajar duro) con la esperanza de gozar después. Algo muy retorcido pero muy […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR