Warning: mysql_query() expects parameter 2 to be resource, object given in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php on line 27

Warning: mysql_num_rows() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php on line 27

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php:27) in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/simple-membership/classes/class.swpm-init-time-tasks.php on line 20

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php:27) in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/social-locker/bizpanda/includes/functions.php on line 628

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/wordpress-form-manager/db.php:27) in /home/yogayvid/public_html/wp-content/plugins/social-locker/bizpanda/includes/functions.php on line 633
Cómo soltar las tensiones

Soltar las tensiones

By Victor Chertkov | Yoga

Soltar las tensiones en almayogavida.com

Se puede vivir #sinTensión, del todo...

Click to Tweet

La tensión: nuestra cruz

Te saludo, querido lector de almayogavida.com

Si digo que casi todo el mundo en la sociedad actual, sobre todo en las ciudades, genera una excesiva tensión muscular (y no sólo muscular), no me equivocaré mucho.

Si no, simplemente observad vuestras vivencias cotidianas.

Es evidente que crear tanta tensión no es bueno. Y a pesar de esa evidencia la cosa sigue igual: generamos y mantenemos esa tensión esperando con ansias las vacaciones de turno.

Los efectos de tensión que generamos son nefastos: insomnio, estrés, ansiedad, cansancio crónico, fatiga, dolores musculares, dolores de espalda y de cabeza y así ad infinitum. Nada bueno. Por eso es importante aprender a soltar las tensiones.

Tensión o presión

Cuando hablamos sobre la tensión parece ser que todo el mundo entiende de qué va la cosa. Sin embargo si vamos al diccionario no obtenemos tanta claridad. El Diccionario de la lengua española no nos aporta demasiada comprensión. Y Wikipedia por su parte, al menos en español, es aún más escueta.

Cuando decimos tensión podemos tener en cuenta, por ejemplo, una cuerda estirada. Y eso, creo, que se ajusta bastante a lo que estamos viviendo. A diferencia de presión que se ejerce sobre una superficie.

Pero ¿qué estamos estirando en exceso al percibir esa tensión?  No estiramos el cuerpo, ni tampoco nuestra ropa 🙂 pero con bastante claridad tenemos esa sensación.

Ese tema tiene que ver directamente con el alma. Es un tema que requiere un poco más de espacio y no me voy a ocupar de él ahora mismo. Y por eso de momento lo dejaré para exponerlo en otro post.

Nuestros antepasados vivían sin tensión

Las vacaciones, como derecho del trabajador, es algo muy reciente. ¿Cómo vivían sin vacaciones nuestros antepasados? No tenían vacaciones, no sabían siquiera que es eso y, entiendo, que no pasaba nada.

En alguna publicación leí que, según los estudios antropológicos realizados, nuestros antepasados, antes de la revolución industrial pasaban gran parte del tiempo vital dedicados al ocio.

Compartían con sus familiares y vecinos el tiempo dedicándose a tareas placenteras. Si hablamos de los pueblos, evidentemente, una parte de la vida estaba ocupada con las labores agrícolas.

No sé como vosotros, pero yo, fruto de las imágenes creadas por la literatura y el cine, tengo una impresión de que los tiempos pasados eran poco menos que un infierno.

Pero es una impresión equivocada.

Soltar las tensiones – por qué generamos la tensión

Bueno, la tensión. ¿Para qué narices la generamos? ¿Qué conseguimos con esa tensión muscular?

Sin lugar a duda, si lo estamos haciendo, es porque queremos conseguir algo con esa tensión. Generalmente, lo que queremos es alcanzar ciertas metas.

¿No podemos alcanzar esas metas sin generar tensión? Aunque nos parezca imposible o difícil, sí que podemos.

Entonces ¿por qué creamos la tensión?

Sencillamente porque así lo hemos aprendido a hacer. Cuando empezamos a hacer algo nuevo, nos faltan referencias, necesitamos ejemplos de cómo hacer esa tarea que es nueva para nosotros.

Nadie, tras haber alcanzado cierta edad, pasa por un cursillo de «Cómo vivir relajadamente y conseguir lo que te propongas».

Pero todo el mundo, durante el proceso de socialización, recibe un «adiestramiento» de cómo vivir con tensión. No es un adiestramiento formalizado, claro está.

Y sin embargo es un aprendizaje constante. Con una constancia realmente envidiable, digna de otras aplicaciones, más nobles.

Nuestros padres, vecinos, maestros, la prensa, los libros, las películas nos proporcionan numerosos ejemplos de que el esfuerzo y, sobre todo, la tensión como la imagen del esfuerzo, funcionan. Ese concepto de trabajar duro que nos inculcan casi desde la infancia.

Esa es una referencia más que clara y al alcance de la mano de cualquiera. Y en estos ejemplos casi nunca nos explican cómo soltar las tensiones, hacen todo lo contrario, nos dicen que es necesario generar tensión.

Cuentan que cuando Ford empezaba la fabricación de coches en cadena de montaje, sus ingenieros le preguntaron: «Sr. Ford ¿de qué color quiere que pintemos sus coches?» A lo cual Ford dijo: «Del color que quieran con tal de que sea negro».

Genial! Más claro imposible. Curiosamente, y eso refleja la concepción del mundo que subyace nuestra cultura, nadie nos dice cuando empezamos nuestra vida laboral algo así como «puedes trabajar lo mucho y duro que quieras, pero sin tensión».

Cómo y cuándo aprendemos a estar tensos

Pero nadie nos dice esto, nadie nos explica explícitamente cómo soltar las tensiones, nos parece que el entorno ya tiene la solución y la aceptamos sin rechistar – generar tensión funciona y punto. No «tenemos tiempo» para reflexionar sobre esa realidad y, lo peor, es que ni siquiera sabemos cómo se reflexiona.

¿Sabes reflexionar, querido lector? Sé que es una pregunta un poco tonta. Y en ningún momento dudo de tus capacidades intelectuales. Pero si lo sabes hacer, comparte en comentarios cómo se hace eso de reflexionar. Por favor. Podremos ver cosas interesantes.

Y así perpetuamos esa desgracia, la de la tensión, que con el tiempo intentamos remediar con mayor o menor éxito; cuando llevemos una buena colección de tropiezos, ganaremos un poco en sabiduría…

Entonces, según nuestra cultura, la tensión que hay que crear y mantener, como una manera de solucionar los temas y problemas, la tomamos de nuestro entorno viendo los ejemplos que nos proporcionan personas que consideramos claves en nuestro aprendizaje.

Y así la incluimos en nuestro modus operandi. Pasamos la infancia,  la adolescencia más o menos felices, llegamos a la edad adulta y «comprendemos», equivocadamente, que la supervivencia en el mundo laboral depende de la tensión mantenida.

Aquellos que logran mantenerse más o menos distendidos corren el peligro de ser tildados como vagos, pasotas, etc.

Ese  tema entronca con el de estar preocupado. Otra falacia y estupidez ampliamente compartida en nuestra sociedad.

Soltar las tensiones – qué podemos hacer para no vivir con tanta tensión

Lo primero que podemos hacer es simplemente no crearla :).

Sí, eso lo sabemos todos pero muy pocos pueden llevarlo a la vida cotidiana.

Para hacerlo con éxito hemos de empezar a contemplar ese tipo de acción en nuestra vida diaria.

Qué y cómo hacer
  1. Al empezar el día hemos de imaginar o visualizar que hacemos lo que nos toca hacer con una tensión menor. Incluso, visualizamos cómo nos desenvolvemos en las situaciones sin generar tensión. Cuanto más nítida sea ésta visualización, tanto más fácil será alcanzar ese propósito.
  2. Cada hora y media o dos horas haremos un pequeño descanso de unos 10 minutos para descansar: soltar el cuerpo, hacer unos movimientos sencillos pero distintos a los que solemos hacer en nuestro trabajo. Si hacemos 4 descansos de 10 minutos a lo largo del día serán 40 minutos de práctica de distensión o de relajación. Y eso es algo considerable.
  3. Al finalizar el día dedicaremos unos 10 – 15 minutos a estar con nosotros, a sentir nuestro cuerpo, a expresar con el cuerpo el cansancio o, al revés, el bienestar.

Es sencillo, está al alcance de todo el mundo. Incluso tiene una pinta un tanto banal y evidente.

Soltar las tensiones – los obstáculos o por qué no vamos a hacerlo

Precisamente por eso, porque es demasiado sencillo para nosotros, no lo haremos casi nunca. Encontraremos cantidad de excusas «nobles» para no hacerlo. Y al mismo tiempo estaremos soñando que si supiéramos algo rebuscado, alguna técnica de esas que se enseñan a unos pocos, seguramente lo haríamos. Mentira.

Incluso nos apuntaremos a algún curso de relajación. Y estaremos muy bien haciendo lo que sea durante el curso para volver a nuestras andadas y mantener la tensión de siempre.

El obstáculo numero uno es no contemplar la distensión o relajación en nuestra vida como un elemento obligado.

Contemplamos la tensión como algo inexcusable, como parte casi obligada de nuestra existencia. Nos guste o no. Pero no contemplamos la relajación, la distensión.

Entre otras cosas porque la tensión nos ayuda a conseguir nuestras metas. Es una pésima manera, pero funciona. Y aquello que funciona no se cambia por algo que no sabemos si va a funcionar o no.

Ese obstáculo es superable, es superable si somos dueños de nuestra vida. En este caso haremos lo que haga falta para mejorar y no empeorar, como solemos hacerlo de normal.

Querido lector, se dueño de tu vida, construye tu vida como a ti te gusta, cambia, prueba, experimenta, cuestiona, investiga y llegarás a tener una vida satisfactoria. Sin lugar a duda.

Así es como se vive sin tensión. Una maravilla.

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

There are some problems with the configuration of the opt-in shortcode

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(5) comments

[…] cual permite soltar las tensiones, respirar hondo y fluido, entre otras […]

Reply

[…] soltamos nuestro cuerpo, soltamos las tensiones y desde el primer instante tomamos una firme decisión de no mover nuestro cuerpo. Nos limitaremos […]

Reply

[…] veces no queremos vivir la rutina, huimos de ella, nos produce el estrés, necesitamos soltar las tensiones, queremos unas vacaciones… Y luego, una vez tras otra, volvemos a la misma […]

Reply

[…] vuestras muecas, de vuestro comportamiento y de vosotros mismos. No tomarnos muy en serio permite aflojar tensiones internas, ser más flexibles y menos rígidos. Y eso nos ayuda a afrontar mejor y con mayor facilidad las […]

Reply
Introducción a la relajación a couple of years ago

[…] eso no es lo mismo la relajación y el acto de soltar la tensión. Lo primero surge al margen de mi voluntad, como crece una planta cualquiera, y lo segundo es […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies