Autor del blog

Autor blog almayogavida.com

Hola, querido lector, mi nombre es Víctor Chertkov, soy el autor de este blog.

Samarkanda en almayogavida.com

Samarkanda

Nací de padres rusos en Uzbekistán (por aquel entonces era una de las repúblicas de la Unión Soviética), en pleno corazón de Asia Central, la tierra por donde pasaba la mítica ruta de seda… Samarkanda, Bukhara, Khiva… antiguas y míticas ciudades de Asia Central. Nací en la tierra de los sufíes, místicos del islam, relativamente cerca de las regiones tan emblemáticas como Himalayas, India…

Tierra de desiertos de arena como el desierto de Kizil Kum, ríos grandes como Amu Daria (los romanos lo llamaron Oxus) y Syr Daria, preciosas, altas y vírgens montañas de Tian Shan (Montañas Celestes en chino) que son estribaciones de Himalayas…

En esta tierra estudié la Filología hispánica que resultó ser un pequeño hito que me llevó, me condujo a España, hace 25 años… Esos caminos aparentemente tortuosos de la vida que en realidad no son más que líneas rectas que nos llevan a nuestro destino que desconocemos…

Bukhara en almayogavida.comActualmente resido en Zaragoza, España,  soy profesor de Yoga y Yogaterapia, me formé en los Centros de Yoga y Yogaterapia de Pilar Inigo donde hice el curso de Formación de profesores. Durante los cuatro años de la formación tuve el privilegio de explorar mi mundo interior, de iniciar la limpieza (sigo con ella, aún queda mucho) de las cuadras de Augías, de la mano de mis queridísimos maestros José Luis Azón y Pilar Inigo Gías.

Aprovechando la ocasión, a toda persona interesada en hacer la formación de profesor de Yoga le recomiendo la formación en los Centros de Yoga y Yogaterapia de Pilar Inigo. Es un trabajo profundo, en el que gracias al amor y entrega que ponen José Luis y Pilar uno crece interiormente, crece en un entorno cordial y amoroso lo cual no quita las dificultades propias de encontrarse con uno mismo cara a cara.

Haber pasado por esa formación, sin duda alguna, me permitió crear una sólida base sobre la cual construir la comprensión del mundo interior. Tener delante los ejemplos de mis mentores tiene un valor incalculable. Continuo con la construcción de esta comprensión a sabiendas que nunca la terminaré, así es, creo, nuestro destino en este plano.

Hoy en día el aprendizaje continúa, como no puede ser de otra manera.

Esto no se acaba nunca :).

Mis inicios

Empecé a practicar hatha yoga a los 14 años de la mano de mi padre, Arturo, el que fue mi primer profesor. También gracias a mi padre conocí el Entrenamiento Autógeno, la técnica de relajación desarrollada por médico alemán Johannes Heinrich Schultz en los años 20 del siglo pasado. Mi padre enseñaba esta técnica a los miembros de equipo olímpico de remo de Uzbekistán como parte de preparación psicológica y yo tuve el honor de presenciar muchas sesiones.

Más tarde, durante el servicio militar, puse en práctica lo que mi padre enseñaba a los deportistas de élite lo cual me ayudó a superar con éxito dos años de trabajo muy intenso (me tocó ser cocinero del cuartel), con muchísima responsabilidad y, como dirían ahora, extremadamente estresante.

Desde hace 30 años practico y estudio técnicas de relajación y desarrollo personal cuyos inicios serios están en el año 1985, año en el que empecé mi servicio militar. Más tarde, a lo largo de 10 años investigaba el uso de las técnicas de relajación y de yoga en entornos laborales (sector de la construcción).

En aquella época desarrollé y apliqué con éxito un programa de entrenamiento en relajación a los estudiantes de cursos de albañilería y encofrado usando la tecnología de biofeedback. De esto hablaré un poco más adelante.

Paralelamente estudiaba las cuestiones de aplicación de postulados de karma yoga para optimizar el desempeño laboral y mejorar la calidad de vida. Fruto de esta investigación desarrollé un enfoque de la cultura de trabajo basada en resultados prácticos obtenidos.

La etapa de fascinación por la ciencia

Hasta hace pocos años era un ferviente “fan” y admirador de la ciencia. Como resultado de esta fijación en lo científico, medible, “verdadero”, empecé a interesarme por aplicaciones tecnológicas que de alguna manera ayudaban a avanzar en el conocimiento de uno mismo.

Suelen ser tecnologías un tanto limitadas por el simple hecho de que están concebidas y diseñadas desde un enfoque reduccionista. Es normal, lo cual no impide que sean interesantes en algún momento y, en todo caso, usar estas tecnologías siendo consciente de sus limitaciones permite ahondar un poco más en la comprensión de algún aspecto del ser humano.

La cuestión es hacerlo sin fanatismos, sin convertirlo en una neoreligión, recordando que la ciencia es una manera de acercarse a la verdad, en ningún caso es la verdad en sí. La tecnología (al igual que la ciencia) no es ni será ninguna panacea de nada. La complejidad del ser humano es tal que cualquier tecnología que podemos imaginar no es más que un juego de niños simplón cuando no directamente tonto si la comparamos con el potencial del ser humano.

Me gustaban historietas sobre lo que hace y deja de hacer nuestro cerebro. Un tema que sigue estando muy de moda pero que es tremendamente falso, con poco o ningún fundamento más allá de las declaraciones arrogantes.

Maquinas de luz y sonido en almayogavida.com

InnerQuest – máquina de luz y sonido

Así, a principios de los años 90 del siglo pasado empecé mi andadura tecnológica de exploración de potencial humano con las llamadas máquinas de luz y sonido. Unos dispositivos que permiten, según sus diseñadores y fabricantes, crear estados alterados de consciencia. Experimenté unos años con estos aparatos, concretamente con uno que generaba estímulos de luz parpadeante acompañada por sonidos a cierta frecuencia. El aparato tenía una docena de programas que, gracias a patrones específicos de estimulación visual y auditiva y siempre según sus diseñadores y fabricantes, conducían al usuario a diferentes estados mentales: desde el sueño profundo hasta activación centrada.

Empeñado en mi afán de usar la ciencia y la tecnología para mejorar la calidad de vida del ser humano, quería salvar el mundo :), trabajé extensamente con técnicas de biofeedback (bioretroalimentación) usando unos equipos especiales que permiten monitorizar en tiempo real los cambios fisiológicos en el cuerpo y que ayudan a controlar conscientemente nuestra respuesta fisiológica en situaciones de estrés.

Como lo dije más arriba, apliqué con muy buenos resultados dicha tecnología en el proceso de entrenamiento en técnicas de relajación y autorregulación psicofísica de alumnos en cursos de oficios (albañiles y encofradores).

Los resultados eran sorprendentes: chicos con pocos o ningún conocimiento tecnológico gracias a esta tecnología aprendían a relajar su musculatura esquelética en tiempos muy cortos y en ambientes potencialmente desfavorables: mucho calor, polvo, ruidos intensos. Una maravilla. Aprender a relajarse en una sala con temperatura confortable, silencio, música agradable puede cualquier persona.

Sin embargo pocos se atreven a repetir lo mismo en el bullicio de la vida. Mis alumnos lo hicieron con éxito lo cual resultó todo un descubrimiento para mi a pesar de tener yo mismo una amplia experiencia en uso de técnicas de relajación en ambientes “estresantes”. Pongo estresantes entre comillas porque lo del estrés es una falacia.

Biofeedback en almayogavida.com

Thoughtstream – Aparato de biofeedback que mide conductividad de la piel

tanque de flotacion aquasfera en almayogavida.com

Tanque de flotación – aislamiento sensorial

También investigué y usé extensamente la técnica de aislamiento sensorial en las cápsulas de aislamiento sensorial en el centro que creé (junto con mis colaboradores) a tal propósito en Zaragoza, España. Fue una experiencia extraordinaria que me permitió ahondar en la comprensión de la naturaleza humana, experimentar personalmente con la tecnología de aislamiento sensorial.

Dicha tecnología es muy interesante porque facilita el acceso a estados de relajación profunda prácticamente a cualquier persona sin ninguna preparación ni entrenamiento previo. Tiene múltiples beneficios para quien la usa.

La etapa “post-tecnológica”

En actualidad uso cada vez menos las creaciones tecnológicas. Cada vez más me inclino a trabajar directamente con lo que tiene, ya posee el ser humano cuyo potencial es realmente increíble y puede actualizarse sin ningún tipo de juguetes tecnológicos por muy sorprendentes que sean.

Los últimos años están vinculados a la práctica y la enseñanza de Yoga y Yogaterapia.  Una experiencia muy intensa, reveladora y fructífera que me ayudó y sigue ayudando en mi crecimiento como alma y espíritu que soy. El trabajo del yoga es un trabajo de ser consciente, de darnos cuenta. Y si nos damos cuenta de lo que vivimos y hacemos, nos instalamos en nuestro campo de batalla personal, en este campo se libra la batalla silenciosa de la vida, de nuestra vida. Ese Kurukshetra, campo de batalla en el cual se enfrentaron dos clanes – kurus y pandavas – de la obra mítica de Bhagavad Gita.

Cada vez más me siento más atraído por una de las vías del Yoga mayor: Karma Yoga. Sin dejar el hatha yoga, ese yoga menor, trato de llevar el Yoga mayor a la vida cotidiana. Con mis pequeños éxitos y grandes fracasos, como no, muy propio de la vida y del ser humano.

Descubrir el alma

Hace unos pocos años, “de repente”, empecé a comprender que la ciencia, las ciencias naturales concretamente, con frecuencia, es una manera de confundir, de imponer puntos de vista (que no son más unos puntos de vista, sin más ni menos) a veces extremistas, es una manera de luchar por el poder y de desviar los flujos financieros (dinero) a lo que suelen llamar la investigación científica. Que la ciencia, como dije antes, no es la verdad en sí, que lo subjetivo (propio del ser humano que por eso se llama “sujeto”) es la única verdad a la que tenemos el acceso.

Con esto no quiero decir que la ciencia no tiene hallazgos interesantes, dignos de ser considerados, estudiados y comprendidos. Los tiene, claro que sí. Pero no todo es oro lo que reluce y gran parte de lo que venden como ciencia es un politiqueo mezquino.

Este desencanto con la ciencia y lo científico empezó cuando descubrí, para mi asombro, la existencia de tradiciones espirituales rusas.  Este descubrimiento estaba acompañado por una nueva, diferente, manera de leer y de hablar. Me hicieron ver lo impresionante que es la legua que estamos usando. A pesar de tener preparación filológica, no me daba cuenta de algo que todos tenemos delante de nuestras narices y lo pasamos por alto.

Además de esto, me resultó impactante el descubrimiento del alma. Descubrimiento en el sentido literal de la palabra, algo que queda al descubierto, sin estar tapado, sin velos que lo cubren. Paralelamente con esto se descubre el montaje que cubre el tema y en este montaje el papel de la ciencia como instrumento de la lucha por el poder es crucial. Curiosamente no es ningún secreto, es de dominio público, cada uno lo puede descubrir por su cuenta y sin embargo no lo hace. Es lo que se llama maya, ilusión o mundo ilusorio, en algunas tradiciones filosóficas de India y en el Yoga también.

Actualmente estoy estudiando e investigando las tradiciones espirituales rusas , haciendo cursos presenciales, a distancia, asistiendo a los webinares y estudiando los trabajos  de antropólogos y psicólogos dedicados a comprender el sorprendente y poco conocido legado de la cultura eslava que nos llegó de los tiempos antiguos.

Redescubrir el amor

Los últimos hallazgos personales en las tradiciones espirituales rusas y algunas experiencias personales me llevaron a intentos de comprender el amor. Creo que la vida es amor. No lo puedo demostrar ni tampoco voy a intentar a hacerlo. No lo necesito. Ahora cada vez más me inclino a pensar que el amor es este material del cual está hecho todo. Si esto es así o no cada cual que haga sus investigaciones y pesquisas. Yo hago las mías y las comparto aquí.

Es curioso como el tema del amor me llega  a mí. Mi abuelo paterno escribió un libro que se llama “Conversaciones de filósofo con escritor sobre el amor”. Mi abuelo, Víctor Petróvich Chertkov, era filósofo y escritor y trató de comprender el tema del amor siendo él, por aquel entonces, una persona de edad avanzada. Mi padre, Artur Víctorovich Chertkov, es filósofo, psicólogo, sociólogo escribió un libro sobre el amor como un intento de comprender el tema y también lo hizo a una edad avanzada.

No sé si escribiré algún día un libro sobre el amor, no lo sé, pero el caso es que teniendo 50 años a mis espaldas también sentí la necesidad de comprender este tema y no tendré vida suficiente para finalizar este camino, lo haré en vidas sucesivas.

He de decir también que una de las enseñanzas más importantes que tuve el honor de recibir durante mi formación como profesor de Yoga y Yogaterapia fue el amor. Por ello estoy profundamente agradecido a mis maestros Pilar y José Luis. Es ahora cuando la empiezo a comprender un poco más, viviendo el amor, tratando de hacer las cosas con el amor…

Este blog tiene un enfoque muy amplio y a través de él iré compartiendo contigo mis conocimientos, hallazgos, sentires, aspiraciones, dudas y búsquedas sin pretender en ningún momento de imponer ninguna “verdad”. Lo que escribo son mis reflexiones no exentas de errores y fallos y creo que es una manera sincera de hablar sobre los temas tan complejos. No digo que las cosas sean así o asá, tan sólo son unos intentos de comprender.

Estaré encantado de recibir tus comentarios, dudas, preguntas y sugerencias a los artículos y materiales que encuentres en mi blog.

Si te interesa, escucha este breve podcast sobre la tecnología de aislamiento sensorial.

Unas cuantas palabras sobre biofeedback y sus aplicaciones

Leave a Comment:

(6) comments

Victor 10 months ago

Hola, he visto que hace algún tiempo que no escribe en su blog, yo lo voy siguiendo de vez en cuando ya que me gustan muchas de sus reflexiones y
puntos de vista. ¡De hecho hasta me he apuntado a un cursillo de yoga en un centro cívico motivado por sus escritos y eso que nunca me había interesado este tema! Es dificil de explicar en unas lineas pero noto que su blog tiene algo que me parece diferente a muchos otros textos y libros de autoayuda, tenemos las raices de una filosofia (o modo de entender la vida) sincera y coherente, creible, bien explicada y que huye de las ideas tipicas que tanto restriegan los vendehumos por todas partes sin saber lo que significan. Me gustaría saber en que libros se basa, y que fuentes o libros son los que recomienda, quizás podría escribir un texto sobre esto. Yo hace poco leí un librito de Schopenhauer (el arte de ser feliz) que me pareció muy interesante y se lo recomiendo, se pueden sacar buenas reflexiones del mismo. Además a este filosofo le gustaba el budismo y fue uno de los pioneros en introducir algunas de sus ideas en Europa (vivir el presente, acallar la imaginación, etc). Un saludo 🙂

Reply
    Victor Chertkov 9 months ago

    Hola Víctor!

    Qué alegría verte otra vez en las páginas de mi blog! Gracias por tu interés y por tus amables palabras!

    Me alegro mucho de que mis reflexiones y escritos le sirven a alguien y también me alegro mucho por el espíritu crítico que tienes.

    Enhorabuena por haberte apuntado a las clases de yoga. Espero que te sirvan y te ayuden a ver dimensiones hasta ahora no vistas o no sentidas. No hablo de nada metafísico en el sentido vulgar de la palabra. Una observación atenta durante la práctica de hatha yoga nos trae no pocos descubrimientos sorprendentes.

    Sí, últimamente escribo poco, a pesar de estar metido bastante tiempo en la trastienda del blog ocupado con cosas puramente “mecánicas” de funcionamiento interno. Que soy un amateur y algunas cosas me cuestan bastante 🙂

    Reformé (por dentro) el Diccionario del alma y añadí unos artículos. Iré´añadiendo más, por supuesto. De momento (y seguramente para siempre) es una cosa modesta, sin grandes pretensiones. Tan sólo unas pinceladas, invitaciones a reflexionar: http://almayogavida.com/diccionario-del-alma/

    También me acuerdo del tema que sugeriste para escribir un post: el miedo. Estoy en ello y, sorprendentemente, resultó un tema que requiere mucha reflexión. Espero poder publicar un post en breve dedicado a este tema.

    Justo, hablando de los libros, estaba pensando hacer un apartado dedicado a los libros sobre yoga. Aquellos libros que leí, claro. Hice un apartado así, es muy probable que lo hayas visto ya. Si no es así aquí tienes el enlace: http://almayogavida.com/biblioyoga/

    De momento sólo publiqué comentarios sobre un libro, otro está en preparación y seguirá creciendo.

    Gracias por tu comentario sobre Schopenhauer. No leí nada de sus obras aunque estoy al tanto de su influencia en el pensamiento filosófico europeo.

    Siguiendo tu recomendación, encontré un pdf de este libro y dejo aquí el enlace para todo aquel que quiera leerlo: https://josefranciscoescribanomaenza.files.wordpress.com/2016/01/aquc3ad20.pdf

    Nada más. Feliz y consciente práctica de yoga!

    Un gran abrazo! Namasté!

    Reply
    Victor Chertkov 9 months ago

    Hola otra vez, Víctor!

    Le eché un vistazo rápido al libro de Schopenhauer “El arte de ser feliz” y, en esta primera aproximación, es un libro que merece la alegría de ser estudiado.

    Gracias, por esta sugerencia! Un gran abrazo! Namasté!

    Reply
Victor 9 months ago

Ah, por cierto si me quieres contactar me puedes escribir a este email. A veces he intentado responder mediante el formulario de esta pagina pero me sale un mensaje que dice que el mensaje se ha bloqueado porque lo detecta como spam ¿?. Bueno, da igual, cosas técnicas. No uso facebook, pero bueno, tengo este email y otro con el estoy registrado en tu lista de correo que empieza tambien por victorprog… Un saludo, y me alegro que te gustara el libro que te recomendé, aunque como consejo te diría que saques de él lo bueno y que te pueda servir (como con todo) ya que algunos conceptos igual pueden no gustarnos, pero hay que valorar que son unas reflexiones muy bien desarrolladas y de las que se puede sacar muchas ideas interesantes. ¡Un saludo! 🙂

Reply
    Victor Chertkov 9 months ago

    Gracias por esta anotación, Víctor! Miraré a ver que pasa con este formulario. Sí, cosas técnicas.

    Tomo nota de tu consejo 😉 y creo que es un libro muy interesante.

    Un abrazo!

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies