La sombra

By Victor Chertkov | Alma

La sombra en almayogavida.com

Descubre la #sombra de tu #inconsciente 

Click to Tweet

Hace algún tiempo escribí el eBook sobre el amor a si mismo. Una parte de este eBook está dedicada a la sombra. Creo que en el camino de amarnos a nosotros mismos una parada obligatoria es la de nuestra sombra.

Descarga el eBook GRATUITO 10 pasos para amar a si mismo sin caer en egoismo
 

Si existe la sombra, como mínimo existe la luz y el objeto iluminado que arroja esta sombra. Estamos hablando de nuestro mundo interior, del alma. Algunos autores, hablando de la sombra, hablan de la sombra del inconsciente.

No sé a qué se refieren con eso del inconsciente… A pesar de ser un término, el inconsciente, muy usado y explotado, es un concepto extremadamente vago y cada uno lo llena con contenido que quiere.

Si hablamos del alma y sobre todo lo observamos, veremos múltiples manifestaciones del alma, veremos sus sombras o su sombra también.

Por ahora dejaré el tema de qué es la luz la que ilumina el alma y hace posible que aparezca la sombra del alma. Vamos a ver qué es la sombra en sí.

¿Qué es la sombra?

Si hablamos de nuestro mundo interior y nos apoyamos en el nombre del fenómeno que nos ocupa es todo aquello que permanece oculto, en la sombra.

Como dije al principio algo ilumina el alma, luego hay una parte iluminada, clara, luminosa. Pero también existe el otro lado, el sombrío.

Creo que esta descripción no aclaró mucho el concepto de la sombra. Y para completar un poco más esa imagen diré que oculto en la sombra permanecen nuestros “defectos” y también alguna de las virtudes que no reconocemos en nosotros mismos. Esta última parte algunos autores llaman la sombra dorada.

Pero vayamos par partes.

¿De qué me sirve conocer la sombra, mi sombra?

Me sirve para poder amarme de verdad. Si me propongo amarme a mi mismo creo que sería importante amar la totalidad de lo que soy: lo bueno de mi mismo y lo no tan bueno.

Si amo solamente una parte de mi y rechazo la otra no será posible hablar del amor. El amor por lo visto es algo inclusivo, no conoce exclusividades.

Amar la sombra no significa exaltarla, ni alardear de este lado sombrío. Significa conocerlo, comprenderlo e integrarlo. Si logro integrar incluso los aspectos sombríos me convierto en un ser completo y, curiosamente, más capaz de amar, con mayor sabiduría y comprensión de mi mismo lo cual me permite conocer y aceptar mejor a los demás y a mi entorno.

Me permite también crecer puesto que no rechazo lo sombrío, lo “indeseable”, sino todo lo contrario: trato de comprender su naturaleza y si logro hacerlo adquiero mayor poder sobre esta parte.

¿Cómo es la sombra, cuál es su composición?

Generalmente en la sombra acaba todo aquello que socialmente no es aceptado: el odio, la ira, la envidia, etc. En otras palabras todo aquello que dificulta la convivencia social.

En la cultura quedan codificados rasgos y cualidades del alma que, según esta cultura, son loables y deseables… todo lo demás se rechaza, se combate, se desplaza a la sombra.

Por el hecho de desplazar a la sombra, ocultar ciertos rasgos o cualidades del alma no los eliminamos. Siguen formando parte del alma, una parte integral, inseparable y no solamente esto sino que esta parte oculta tiende a manifestarse.

En realidad es un juego engañoso. Si declaro sin más que tal o cual rasgo de mi personalidad es malo, por ejemplo la envidia, no me quedo a salvo de sus manifestaciones.

En algún momento dado este rasgo saldrá a la luz y proyectaré esa envidia hacia fuera. Proyectar es lanzar, cunado proyectamos algo, literalmente lanzamos unas imágenes. Cómo ocurre ese lanzamiento es un tema aparte que no voy a tratar aquí.

Por mucho que yo me diga a mi mismo “yo soy bueno, yo soy generoso, yo soy caritativo”, los rasgos contrarios a los que acabo de nombrar siguen presentes y latentes en mi alma, “esperando” el momento oportuno para manifestarse con toda su fuerza.

También es necesario recalcar la existencia de la sombra dorada que mencioné antes y de la cual hablan algunos autores. Todo aquello que nos fascina en otras personas, nos atrae, nos maravilla puede ser tan sólo un reflejo de nuestras propias cualidades que reconocemos en los demás no reconocemos en nosotros mismos.

Curiosamente esta sombra dorada no se acepta al igual que la otra, la “oscura”, y nos cuesta reconocer que tenemos todas estas cualidades.

Si me muestro al mundo como una persona desordenada y me maravillan los que son organizados, “disciplinados”, es que muy probablemente yo soy igual de organizado y “disciplinado” pero no lo reconozco.

Podemos preguntar si en realidad soy tan organizado y disciplinado ¿por qué me muestro al mundo como un desastre, un desorden? La respuesta no puede ser única para cada caso.

Pero lo cierto es que extraigo algún beneficio de esta conducta por extraño que pueda parecer. No tenemos que olvidar que todo lo que existe en el jardín del alma, en el alma, tiene una naturaleza funcional. Sirve para algo.

Si es así ¿qué podemos hacer? La respuesta es trabajar la sombra, ir integrando con paciencia y amor esas cualidades sombrías. Tal como te invitaba a ampliar el sentido de la vida, convendría ampliar también la imagen de nosotros mismos: yo soy mucho más de lo que digo cuando declaro “yo soy así”.

Integrando a la sombra

El trabajo de la integración, es decir de inclusión, de no rechazar, a la sombra está ligado a unos pasos previos. Mejor dicho estos pasos nos llevarán gradualmente al descubrimiento de nuestra sombra.

Vamos a repasarlos brevemente:

  1. Empiezo con la aceptación de mi mismo – para empezar sin entrar demasiado en detalles, el grado de conocimiento de mi mismo suele ser bastante limitado en esta etapa
  2. Continuo con la aceptación de los demás como un avance lógico en este camino
  3. Descubro y hago conscientes mis reacciones que se hacen cada vez más visibles y claras
  4. Aprendo a convivir pacíficamente con mis pensamientos que resulta que no tienen nada que ver conmigo mismo
  5. Construyo un diálogo interno edificante, hablo conmigo mismo, en realidad con mis subpersonalidades y eso también me ayuda a descubrir mi mundo interno que resulta ser mucho más rico de lo que yo me imaginaba al principio
  6. Me hago pequeños regalos y así creo un clima interior amoroso, amable, aprendo a vivir con distensión y menos tensión
  7. Y, finalmente, me acerco al descubrimiento y el inicio de aceptación de mi sombra. Ya estoy mucho mas preparado para ver mi lado sombrío, ya conozco muchos aspectos de mi mismo.

Todos estos pasos abren caminos independientes. No es un movimiento lineal, descubrimos así el territorio circundante que es muy vasto y prácticamente sin explorar.

Pero todos estos caminos están en el mismo territorio y todos ellos llevan al amor y a la plenitud de la vida.

Entonces, poco a poco, sin prisas, iremos descubriendo, iremos iluminando aquello que estaba en la sombra, en la oscuridad. Y al iluminarlo estaremos más preparados para afrontar esa integración tan necesaria que nos permitirá amarnos a nosotros mismos sin reserva, completamente.

Amar la totalidad de nuestro ser ayuda a comprender mejor el amor y ahondar en él.

Descubrir la sombra de tu alma

Te recomiendo interesarse un poco más por este lado sombrío que tienes. Todos tenemos ese lado tenebroso. Es propio del ser humano, forma parte de la vida y múltiples mitos y cuentos populares reflejan esta realidad.

Presta atención a todo aquello que rechazas, que niegas, que no quieres mostrar a los demás, que pretendes ocultar. Acércate a este lado con amor, apertura, sin prisa. No olvides que todo esto que rechazas y no quieres ver también eres tu.

No es posible ser mejor persona si no trabajamos este lado. Si nos cegamos con el positivismo a ultranza: pensamientos positivos, mente positiva, alegría artificial, sonrisas falsas, no solo no mejoramos nuestro alma, sino que gradualmente vamos aumentando la presión en la parte sombría que no tardará en manifestarse.

Descarga el eBook GRATUITO 10 pasos para amar a si mismo sin caer en egoismo
 

Si te ha gustado esta entrada o te resultó útil, compártela con tus contactos en redes sociales. Suscríbete al boletín dedicado al los talleres del amor para estar al tanto de las novedades.

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies