¿Los problemas crecen?

By Victor Chertkov | Vida

Los problemas en almayogavida.com

En la #vida hay muy pocos #problemas. Lo sabías? 

Click to Tweet

Hola, querido lector de almayogavida.com

Resolver problemas se convierte en nuestros tiempos en algo tremendamente actual. Con tanto paro el problema de desempleo se convierte en algo irresoluble.

Pero los problemas no sólo son de ésta índole. Todos los días nos topamos con algún que otro problema. A nivel coloquial usamos esa palabra cada dos por tres sin parar a reflexionar de si lo que llamamos un problema realmente lo es.
Vamos a ver, ahora que estamos en invierno el tiempo frío ¿es un problema? y ¿el calor? La falta de dinero ¿es un problema? y ¿el desempleo? ¿Será el estrés un problema?
A simple vista parecen unas preguntas un tanto tontas debido al aspecto evidente que tienen. Pero en realidad para nada es así.

Llegó el momento de preguntar ¿qué es un problema? ¡Si es que hasta los niños saben qué es un problema!- puede decir el lector.

Y sin embargo vamos a hacer una pequeña excursión al mundo de los significados.

DRAE nos ofrece éstas definiciones

problema.

(Del lat. problēma, y este del gr. πρόβλημα).

1. m. Cuestión que se trata de aclarar.

2. m. Proposición o dificultad de solución dudosa.

3. m. Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin.

4. m. Disgusto, preocupación. U. m. en pl. Mi hijo solo da problemas.

5. m. Planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos.

~ determinado.

1. m. Mat. problema que no puede tener sino una solución, o más de una en número fijo.

~ indeterminado.

1. m. Mat. problema que puede tener indefinido número de soluciones.

¿Qué podemos sacar de estas definiciones? Que casi todo son problemas 🙂

De todas éstas la aplicable a nuestra vida creo que es la cuarta. De todas formas esa imprecisión de nuestro lenguaje coloquial tan solo nos confunde. ¿Acaso disgusto y preocupación es un problema? Me parece que no. Un disgusto es un disgusto – la falta de placer, en este caso. O de algo relacionado con un buen sabor de boca si es que se puede decir así.

Pero ni siquiera la tercera acepción -“conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin” – describe realmente lo que es un problema tal como lo entendemos cuando decimos: tengo un problema o tengo unos problemas.

Hace poco encontré una definición mucho más ajustada a la realidad y que además permite pasar a la acción. Porque cuando decimos que tenemos unos problemas, la sensación que surge es de cierto paro en la acción. Nos detenemos, no nos gusta, preferimos no actuar, lo usamos como una excusa o un justificante de nuestra inacción.

Esta definición es la siguiente:

“Problema – situación diferente a la esperada y no deseada, motivada por una o varias circunstancias o causas desconocidas”. Autor de esta definición es Manuel Pérez Roldán y la hizo en su libro “Y esto ¿qué solución tiene?” (Lectio Ediciones, 2008).

Así las cosas se hacen mucho más claras y cercanas a la realidad.  Porque si en lugar de decir disgusto o preocupación decimos “problemas”, creamos un problema :). No, lo que creamos es una confusión a nivel de lenguaje coloquial y luego intentamos resolver los disgustos o preocupaciones en lugar de resolver los “problemas”.

Los disgustos no se resuelven ni tampoco las preocupaciones. Lo único que podemos hacer con ellos es vivirlos de una u otra manera, mejor o peor, más o menos constructivamente. Pero eso es otra historia.

Entonces, ¿podemos decir que el paro y el desempleo son unos problemas? Usando la última definición, no podemos. El paro o el desempleo son situaciones diferentes a las esperadas (aunque pueden ser esperadas también en los tiempos que corren) y por supuesto no son deseadas (generalmente) pero, las causas y las circunstancias que los motivaron se conocen.

Si el paro y el desempleo no son problemas ¿qué narices son? Una pregunta más que razonable.

Según la opinión de Manuel Pérez, la cual suscribo también, es una situación de toma de decisión. Es decir, “la acción a adoptar para eliminar la causa o causas conocidas que dieron origen a la situación diferente a la esperada y no deseada”.

En otras palabras, si uno está en paro más le vale dejar de pensar que tiene un problema y es mejor que asume la responsabilidad de tomar una decisión para remediar su situación.

Siendo más directo, habrá que mover el culo para asegurarse el sustento. Si no ¿de qué vas a vivir? Bueno, podemos optar por pedirle al papá estado que se ocupe de nuestro sustento. Como vemos, el papá estado no está muy por la labor de hacerlo y tarde o temprano me tocará mover la ficha.

Y desde ésta perspectiva, conectamos con aquello que se llama la responsabilidad de nuestra propia vida. Lo que en la tradición espiritual rusa de los Masíki se llama “ser el dueño de sí mismo, dueño de su propia tierra”. No se referían al terreno agrícola o urbano en propiedad, se referían al espacio personal, el espacio donde habita el alma.

Así pues, considerad esa nueva perspectiva para interpretar lo que pasa en vuestras vidas. Habrán situaciones que serán problemas, pero una vez conocidas las causas, enseguida pasamos a la fase de la toma de decisión.

¿Cuantas veces perpetuamos artificialmente el estatus de problema o incluso lo creamos directamente? Literalmente cultivamos los problemas allí donde no hay ningún problema.

Todo esto, esta aclaración, el uso de las claves, forma parte de la práctica del Yoga. Incluida la práctica de Hatha Yoga, el yoga físico. Es el tema de estar consciente, darnos cuenta.

¡Convertiros en dueños de vuestras propias vidas! Resolver “problemas” significa pasar a tomar decisiones.

Y si cuidamos nuestro lenguaje con sorpresa descubriremos que no tenemos problemas o estas son muy pocas en nuestra vida.

Que vivas feliz y consciente! Namasté!

¿Aún no practicas el yoga? Creo que es el momento de empezar. Saldrás ganando.

Si quieres obtener más información sobre clases particulares de yoga haz click en este botón y suscríbete para recibir información valiosa:

Clases particulares de yoga

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(10) comments

[…] No digo problemas porque los problemas no se solucionan así. Más sobre la solución de problemas aquí. En ningún momento esto puede considerarse diálogo interno constructivo puesto que no construimos […]

Reply

[…] cultura, la tensión que hay que crear y mantener, como una manera de solucionar los temas y problemas, la tomamos de nuestro entorno viendo los ejemplos que nos proporcionan personas que consideramos […]

Reply

[…] a poco tiempo vuelvo a divisar mi propio reflejo en el espejo de mis dificultades y “problemas” y sin quererlo reproduzco una vez más ese pequeño drama particular: el “amor” […]

Reply

[…] hemos de preocuparnos por nuestros “defectos” y dificultades o problemas internos. Todo el mundo tiene algún que otro “defecto”, digamos, de personalidad. No es así […]

Reply

[…] dificultad, que no problema, esta en poder enfocar tu atención a voluntad y en el momento cuando tu lo necesitas. Es difícil […]

Reply

[…] un par de años escribí una entrada en mi blog dedicada al tema de los “problemas”. Es raro que tengamos problemas tal como […]

Reply

[…] ¿Cómo crear actitud constructiva? ¿Qué actitudes creas y mantienes ante situaciones difíciles? ¿Cómo es tu actitud cuando tienes problemas? […]

Reply

[…] que afrontar a múltiples situación de tensión, vivencias intensas, vivir y resolver “problemas“, […]

Reply

[…] es un niño con muchos problemas de disciplina”. Pobre Jaimito no tiene ningún problema ni medio ni con la disciplina ni con nada. El que tiene problemas es el sistema […]

Reply

[…] Las Víctimas disfuncionales son cada vez más un lugar común en nuestra sociedad, pues hay gente que busca a los demás para culparlos de sus propios problemas. […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies