Swadhisthana chakra – pasión, placer, sensualidad, sexualidad

By Victor Chertkov | Yoga

Swadhisthana chakra en almayogavida.com

La palabra sánscrita swa significa “propio” y adhisthana significa “lugar de residencia o donde se mora” o, podemos decir, la morada del Ser.

Aunque Muladhara ocupe un lugar muy importante dentro del esquema de los chakras, Swadhisthana, que está localizada muy cerca de Muladhara, también es responsable del despertar de la kundalini shakti en Muladhara.

De hecho, se dice que anteriormente el asiento de la kundalini se encontraba en Swadhisthana, pero hubo una caída y, como consecuencia, la kundalini llegó a permanecer en Muladhara.

La morada del ser...

El nombre de este chakra es una indicación muy intresante: morada del ser…

Es, entonces, nuestra morada, la de nuestro Ser.

Y esta morada es muy peculiar: impregnada de sensualidad, sexualidad, capacidad de sentir, de obtener el placer, de disfrutar.

Ningún otro chakra tiene ese nombre; el Ser, por alguna razón que desconozco, mora precisamente aquí y no en los centros superiores.

Punto de localización

 

Swadhisthana corresponde a los sistemas reproductivo y urinario en el cuerpo burdo y está fisiológicamente relacionado con el plexo nervioso prostático, o útero-vaginal.

Swadhisthana se localiza en la base de la columna vertebral, a nivel del coxis. Es un pequeño bulbo huesudo que se puede sentir directamente arriba del ano.

Anatómicamente está muy cerca de Muladhara chakra, tanto en el cuerpo masculino como en el cuerpo femenino.

Swadhisthana kshetram, en la parte frontal del cuerpo, queda a nivel del hueso púbico.

Chakra kshetram

Chakra kshetram Las kshetrams se puede considerar reflejos de los puntos detonadores originales de los chakras, y cuando nos concentramos en éstas, se genera una sensación que pasa a través de los nervios hasta el chakra en sí, sensación que después pasa al cerebro. Muladhara no tiene una kshetram, pero Swadhisthana, Manipura, Anajata, Vishuddhi y Ajna tienen contrapartes físicas directamente frente a ellos en el mismo plano horizontal.

  • Swadhisthana kshetram – nivel hueso púbico

  • Manipura kshetram – el ombligo

  • Anahata kshetram – el corazón

  • Vishuddhi kshetram – superficie frontal de la garganta

  • Ajna kshetram – es bhrumadhya, el centro del entrecejo

Swadhisthana chakra, aspectos

Significado del nombre:

Lugar donde mora el ser


Localización:

Plexo pélvico; bajo abdomen; región entre el ano y los genitales; la base de la columna; las tres primeras vértebras.


Bija mantra:

Vam


Color de la bija (semilla):

Oro


Aspectos:

Deseo, placer, sexualidad, procreación


Estado íntimo:

Los sentimientos


Tattva (elemento):

Agua


Color del tattva:

Blanco o azul


Forma de tattva:

Media luna


Sentido predominante:

Gusto


Órgano sensorio:

Lengua


Órgano de trabajo:

Genitales


Glándulas:

Linfáticas, gónadas


Otras partes del cuerpo:

Matriz, genitales, riñones, vejiga, sistema circulatorio


Afecciones:

Impotencia, frigidez, dolencias de la matriz, la vejiga o riñones, rigidez de la espalda en la parte baja


Vayu (aire):

Apana vayu, el aire que expele el semen del órgano masculino; la orina para ambos sexos; y lo que empuja al niño desde el útero durante el nacimiento.


Verbo relacionado:

Yo siento


Guna:

Tamas


Loka (plano):

Bhuvar loka (plano etérico)


Fuerza activa principal:

La atracción de los opuestos

Swadhisthana se considera el sustrato de la base de la existencia humana individual.

Su contraparte es la mente inconsciente y es el depósito de las impresiones mentales o samskaras.

Se dice que todos los karmas, las vidas anteriores, las experiencias previas acaban en este nivel.

En kundalini yoga, Swadhisthana generalmente se considera un obstáculo, en el sentido que los karmas que están acumulados en el inconsciente no dejan que la kundalini pase más allá en su movimiento ascendente.

Después del despertar inicial, la kundalini vuelve a dormirse una y otra vez, solamente debido al bloqueo kármico en Swadhisthana.

Por lo tanto el despertar de Swadhisthana tiene muchas dificultades para el sadhaka.

Aunque el sadhaka esté reacio entrar en este estadio del despertar, es absolutamente necesario para su evolución espiritual. Siempre y cuando se tenga un gurú competente o un guía que sepa cómo evitar todas las trampas de esta área, swadhisthana se puede atravesar con seguridad y sin problemas.

Qué es Sadhaka?

Las tradiciones budistas tántricas, yóguicas y vajrayanas utilizan el término sadhaka o sādhak para los iniciados espirituales y / o aspirantes.

Swadhisthana chakra aspectos psicológicos

Su nombre en sánscrito es Swadhisthana, que significa “Morada Propia” (lo que es de uno) pero también significa “dulzura”. Se visualiza como color naranja. Se localiza en la parte baja del abdomen, entre el ombligo y los genitales. Guarda relación con el elemento agua.

De ahí la correspondencia con las funciones orgánicas relacionadas con los líquidos: la circulación, la excreción urinaria, la sexualidad y la reproducción.

Y también con las características del agua como la fluidez, la falta de forma permanente, la movilidad y la entrega.

Se considera este chakra como centro de la sexualidad, así como de las emociones, la sensación, el placer, el movimiento y el instinto de protección.

Los órganos relacionados son los genitales, los riñones, la vejiga y el sistema circulatorio.

Las glándulas relacionadas son los ovarios y los testículos.

Es lo opuesto de la quietud del primer chakra. Donde el primero retiene y crea estructura, el segundo tiene por finalidad soltar y crear un flujo.

El placer y la sensación son rasgos esenciales del segundo chakra.

Esencial para la salud del cuerpo, el placer lo es además para rejuvenecer el espíritu y sanear nuestras relaciones personales y culturales.

Los elementos básicos del chakra son el movimiento y el cambio.

Cuando nos emocionamos se produce un movimiento de la conciencia, entendida como el darnos cuenta, a través del cuerpo. Este flujo de la conciencia nutre el cuerpo, lo purifica, lo sana.

La consciencia

La consciencia – en este contexto el término se emplea como el darnos cuenta.

Nos damos cuenta de tal o cual manifestación sentimental, nos damos cuenta del placer o de su falta/ausencia. Cuando me doy cuenta del placer, lo acepto, asimilo, eso, en efecto, nutre mi cuerpo e, incluso, va más allá y nutre el alma.

La palabra “nutricio”, desde mi punto de vista, lo describe muy bien. Concretamente los placeres corporales: caricias, abrazos, besos, relaciones sexuales nutren el cuerpo y también el alma. Ahora bien han de desarrollarse en el marco del darnos cuenta.

Sin ese darme cuenta con facilidad puedo perderme en una pasión agotadora que, lejos de nutrir, crea vacíos, lleva al sufrimiento.

No olvidemos que la pasión significa sufrimiento: viene del verbo latín patior – padecer, sufrir. Por eso en lugar de la expresión “pasión por vivir” deberíamos de decir el entusiasmo por vivir. Entusiasmo viene del griego entusiasmos – inspiración divina, éxtasis.

Es un flujo de nuestra fuerza vital, mediante la cual obtenemos el cambio. Nuestra capacidad de darnos cuenta progresa a través del cambio. En eso consiste la esencia y la función de este chakra.

El chakra del sacro se ocupa de la relación entre nuestros sentimientos y el bienestar, y de cuán animados o deprimidos nos sentimos en relación con nuestras experiencias.

Este chakra establece los límites (lo que es suficiente) de nuestros apetitos sentimentales y físicos.

Su energía crea cambios que nos hacen sentir irritables, sensuales, llorosos o agresivos. Tiene que ver con los deseos. Nos puede hacer querer cada vez menos o cada vez más.

Ambos son aspectos de la misma falta de armonia que se basa en una sensación de carencia y en una falta de capacidad de conocer la verdadera medida de las cosas, situaciones o personas.

Un sentido real de bienestar, de placer y de abundancia es conocer realmente cuándo, qué y quién “es suficiente”.

La abundancia no se refiere a cosas materiales, sino a nuestra actitud en relación con lo que se tiene y a como se siente en relación con las cosas.

Cuando sentimos que lo que tenemos y lo que somos es suficiente, el chakra funciona de un modo óptimo, y estamos tranquilos y complacidos.

Cuando se ama a sí mismo, se está feliz y agradecido, se encuentra a gusto con su sexualidad, su cuerpo y su sensación de placer. Sabe quien es y lo que hace, siente que lo que tiene es suficiente.

De acuerdo a como fluye la energía en este chakra tendremos mejor o peor relación con nuestra sexualidad y con nuestra capacidad de disfrutar del placer.  Este centro trata de lo que sentimos, tanto a nivel físico como emocional.

Atender a nuestra necesidad de expresión sexual es otra forma de admitir el placer en nuestra vida. Nuestra capacidad para aceptar el placer depende de nuestras actitudes.

Es sano aceptar que somos seres sexuales y que tenemos cuerpos físicos que responden al placer.

La forma en que expresamos esta nueva conciencia en las relaciones depende de la imagen que tenemos de nosotros mismos, de la conciencia (de nuestra capacidad de darnos cuenta) de nuestro cuerpo y de nuestro nivel de sensibilidad emocional.

Tenemos muchas ocasiones para aprovechar esta energía. Podemos utilizarla para que los demás aprecien nuestro atractivo.

Podemos sublimar esa energía a través de diversas actividades o podemos compartirla con alguien que amamos y que nos valora.

Por eso dar amor, dar placer a otras personas nos alimenta a niveles sutiles. A veces es dar placer vía un contacto (con-tacto, con tacto y a través del tacto, la piel, el cuerpo) directo con el cuerpo de otra persona, otras veces es hacer algo por otra persona que le produzca placer: preparar la comida, hacer algo por esta persona, liberarla de alguna tarea, hacerle un regalo, etc.

También es importante, desde mi punto de vista, plantearnos dar amor, de formas diversas, a muchas personas.

Para poder hacerlo hemos de alimentar la vitalidad en este centro, Swadhisthana, que hará posible que tengamos “energía” necesaria para dar ese amor.

El crecimiento en este centro nos hace más maduros sentimentalmente.

También podemos mantener oculta la energía del chakra Swadhisthana y pretender que no exista.

Las subpersonalidades asociadas a este chakra son: el “Emperador” y el “Mártir”. La polaridad del placer y su realización o el sufrimiento y el sacrificio.

Emperador

La subpersonalidad edificante es la Emperatriz/el Emperador que ama el mundo material y puede vivir con gracia y generosidad disfrutando de la tranquilidad, la comodidad y el placer.

Puede ganar dinero y disfrutarlo, adora el placer y disfruta de un tiempo para relajarse.

Disfruta también al compartir su riqueza y su bondad con los demás. Sabe cómo cuidar de sí mismo, respeta las necesidades del cuerpo físico y tiene una sensación de bienestar y deleite.

No se castiga ni se priva cuando se trata de satisfacer sus deseos y necesidades, pues sabe que la prosperidad y el placer son positivos.

Por el contrario los alimenta y se siente cómodo en la vida y en el plano físico.

La forma en que consideramos y experimentamos el placer es parte de la función del chakra y corresponde directamente a nuestra sensación de ser suficientes.

Si estamos realmente satisfechos con nuestra vida, no necesitamos demostrarle nada a nadie.

Este chakra desempeña un papel directo en la forma en que respondemos a los demás y en la sensación que experimentamos cuando permitimos que el bienestar sea un componente importante en nuestra vida.

El verbo permitir, en este contexto, es un verbo importante, clave. Permitir que el bienestar forme parte de nuestra vida significa que hemos de contemplar tal elemento como parte de nuestra vida.

De esta manera la práctica regular de relajación general consciente, contemplada como una parte de nuestras tareas vitales, nos lleva a esa sensación de bienestar, de placer con un coste absolutamente ridículo y de un valor incalculable.

Es fundamental advertir que podemos elegir producir cualquier cambio, ya sea placentero o desdichado.

Tenemos la capacidad de cultivar el placer a través de relaciones sanas y de actividades que favorezcan la vida del cuerpo y la expresión de nuestros sentimientos.

Es decir, podemos optar por el placer y no por el dolor, por la felicidad y no por la miseria, y así reflejar que nuestro chakra está sano e íntegro.

Este chakra fomenta el respeto por nuestro bienestar y nos anima a mirar el lado positivo de cada situación.

Mártir

Por otro lado los Mártires tienen una cualidad agria. No disfrutan de la bondad ni de las cosas dulces de la vida.

De algún modo el placer los elude. Se castigan a sí mismos y a aquellos con quienes se relacionan.

La vida es concebida como algo pesado y difícil. Utilizan su energía en cuidar a los demás, y se ofrecen a sí mismo muy poco de lo que realmente necesitan.

Sufren debido a una sensación de carencia. Eligen mantenerse en el frío, apartados del amor, la calidez, la comodidad y el placer.

Cuando nos resistimos a alegrarnos por algo o alguien, reflejamos nuestra rigidez, nuestra forma de castigarnos, y el poco aprecio que sentimos por nosotros mismos, proyectando estos sentimientos en los demás.

Cuando las personas no se aprecian o, incluso, se odian a sí mismas arrasan con todo lo que llega a sus vidas. Este es la subpersonalidad del Mártir, ese nivel de conciencia que rechaza el placer y se revela en el sufrimiento.

Este tipo de sentimientos negativos afecta el modo en que experimentan los otros aspectos del chakra, la capacidad de divertirse, conseguir riquezas, prosperidad y tranquilidad.

El martirio implica estar metido en un pozo de autoconmiseración, sin motivo, para cambiar las actitudes negativas que contribuyen a esa situación.

La vida de los Mártires está sumergida en una sensación de carencia que da la justificación para no cambiar de creencias y conductas, porque no hay suficiente buena fortuna en el mundo y les ha tocado vivir la situación más difícil.

Por eso gimen y se quejan, pero no emprenden acción alguna. Más que el deseo activo de cambio y desarrollo, tienen una actitud de resignación ante la vida.

Características del chakra:

Agitado:

es cuando el chakra presenta actividad excesiva. Produce personas emocionalmente desequilibradas, fantasiosas, manipuladoras y adictas al sexo.

Inerte:

es cuando el chakra se manifiesta poco. Son personas que son excesivamente sensibles, duras consigo mismas, se sienten culpables sin razón alguna, sufren de frigidez o impotencia.

Armonizado:

es cuando el chakra se manifiesta en su plenitud. Estas personas son confiadas, expresivas, en sintonía con sus sentimientos y creativas.

Nada más querido amigo! Disfruta de tu práctica, usa el Hatha yoga como un valioso instrumento para mejorar la calidad de tu vida, liberarse del estrés, la ansiedad, mejorar la resistencia corporal y la capacidad de adaptación a entornos y situaciones exigentes.

Que vivas feliz y consciente! Namasté!

¿Aún no practicas el yoga? Creo que es el momento de empezar. Saldrás ganando.

Si quieres obtener más información sobre clases particulares de yoga haz click en este botón y suscríbete para recibir información valiosa:

Clases particulares de yoga

Si te gustó o te resultó útil este post, deja tus comentarios abajo, comparte con tus amigos, utilízalo en tu trabajo interior, suscríbete a mi blog para estar al tanto de las novedades.

Follow

About the Author

Profesor de yoga y yogaterapia, psicoterapeuta, coach, experto en técnicas de relajación y crecimiento personal con más de 30 años de experiencia, filólogo, buscador en el camino interior e investigador del alma.

Leave a Comment:

(1) comment

[…] 3 DESCARGA EL PDF DE ESTE POST Muladhara Chakra  Swadhisthana Chakra  […]

Reply
Add Your Reply

Leave a Comment:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies